Entre Canasta y Canasta

Portada Información Web Ultimas Publicaciones Varios Registrarse

Técnica Individual Conceptos Entrenamientos Sistemas de Defensa Ataque Dinámico

Sistemas de Ataque Jugadas Especiales Scouting Opinión Colaboraciones

Juegos Predeportivos Preparación Física ConsultasApuntes de BaloncestoContacto

CONCEPTOS

 

 

Carretón Horizontal

 

El “carretón” es un término adoptado desde hace años en la terminología del baloncesto español. El entrenador Pete Newell introdujo este concepto de juego (“cut”) en Europa en los Juegos Olímpicos de Roma (1.960)

 

 

 

ANALISIS

 

A) La secuencia empieza con el desplazamiento de Bullock hacia el interior de la zona. Este será el punto de partida de este modelo de “carretón”.

B) En este punto el defensor Douglas modifica la posición situándose detrás de Bullock, disposición adecuada en defensa de los bloqueos verticales pero no en los horizontales que nos ocupa.

C) La persecución defensiva en la continuación es un despropósito: el defensor se precipita en la finta de salida de Bullock y pretende recuperar la marca cortando por la parte alta del bloqueador Lázaros, acción desaprovechada por el atacante que podría haber cortado hasta la esquina de la cancha.

D) Sin tener en cuenta los condicionantes técnicos, la teoría aconseja que el atacante, leída la recuperación tardía del defensor, corte hasta la esquina para recibir el balón con ventaja. Pero conviene aclarar que el objetivo de aquella observación es exclusivamente pedagógica pues Bullock, sabedor de sus habilidades técnicas, prefiere explotar el tiro en suspensión después del dribling o penetrar hacia canasta.

Esta característica de su juego, nada disperso, define la madurez de Bullock, consecuente con el dicho “haz lo que sabes”. Otro aspecto que soslayamos es la idoneidad de este concepto a las características de Bullock.

 

 

Volver a Video

 

SOLUCIONES PRACTICAS

 

Las precipitaciones en defensa intentando adivinar las acciones ofensivas es un riesgo excesivo sobre todo en las posiciones próximas a la canasta.

Las acciones de riesgo pueden aceptarse en momentos puntuales de un partido condicionadas al devenir adverso del tiempo-tanteo. Es en esas circunstancias o en otras de supuestas limitaciones o debilidades respecto del adversario en las que se puede aconsejar la aplicación de las “estrategias de riesgo”.
 
Estas acciones de riesgo cuando producen beneficios son aclamadas y recogidas en las estadísticas con puntuación positiva, pero las acciones fracasadas, que son las más, en las que el defensor deja expedito el camino de su par hacia el aro, por ejemplo, quedan impunes.

Esta es la otra cara de los llamados “intangibles”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Subir
website counter
Volver