Entre Canasta y Canasta

Portada Información Web Ultimas Publicaciones Varios Registrarse

Técnica Individual Conceptos Entrenamientos Sistemas de Defensa Ataque Dinámico

Sistemas de Ataque Jugadas Especiales Scouting Opinión Colaboraciones

Juegos Predeportivos Preparación Física ConsultasApuntes de BaloncestoContacto

CONCEPTOS

 

 

 

Guía para enseñar la defensa en poco tiempo

 

 


En un equipo no profesional el tiempo para entrenar es muy limitado. En la mayor parte de ellos su duración no es superior a una hora y media, no todos los días, y se inicia la competición después de apenas dos semanas de entrenamiento.

Se necesita mucho tiempo para preparar las defensas de zona o individual y sus variantes además de las situaciones especiales de jugadas desde fuera de banda, de últimos segundos, de contraataque y el entrenamiento de los aspectos técnicos que es el de mayor importancia.

Y aunque hubiera tiempo, no se puede confundir a los jugadores con excesivo número de sistemas, de defensa o de ataque, ya que su capacidad para dominarlos y aplicarlos con eficacia puede ser desbordada llegando a agobiarlos.

Sin embargo, es posible agrupar todas las situaciones defensivas en los Conceptos que muestra el cuadro adjunto, aplicables en cualquier circunstancia, que simplifican la enseñanza y el aprendizaje sin considerar la variedad de los modelos de defensa.

Conceptos genéricos para la defensa al hombre

1. Fomentar el empleo de la la visión periférica para poder mirar a la pelota y al adversario a la vez, prestando mayor concentración al balón que al jugador.

2. Conocer lo antes posible las características del adversario para aprender todos sus trucos. Es importante que los jugadores del banquillo observen los puntos fuertes y débiles del adversario a defender para cuando entren en juego.

3. Alternar los movimientos de pies defensivos con los de la carrera.

4. Contener al adversario directo  con balón no concediéndole demasiada distancia.


5. Posicionarse, cuando el adversario a defender tiene el balón en áreas peligrosas, con las rodillas siempre flexionadas, listas para saltar o correr, los pies paralelos y un brazo arriba.

6. Situarse por delante o en 3/4, entre el balón y su "hombre", en la defensa a los postes bajos para que no reciban el balón y, en todo caso, lo hagan fuera de su posición.

7. Ir al lado del "hombre" al que se defiende, no por detrás,  respondiendo a sus movimientos al tiempo que éste los realiza.

8. Controlar la cintura del adversario, cuando tiene el balón y no ha usado el dribling, para no caer en las fintas.

9. Seguir el ritmo del bote del balón de arriba a abajo, tratando de robarlo en el movimiento descendente.

10. Alejarse de su par, flotar, cuando el balón está en el lado opuesto. Si la opción es perder de vista al jugador o al balón siempre se toma la de perder el balón.

11. Recuperar rápidamente la posición sobre su par, sin perder el equilibrio y evitando la precipitación, cuando se ha dado espacio (flotación) y el adversario directo recibe un pase.

12. Evitar hacer faltas personales que muchas veces indican falta de concentración o de  dedicación a las tareas defensivas.

13. Pelear por
deslizarse entre los bloqueos. Los cambios defensivos de "hombre" solamente se realizarán cuando sean absolutamente necesarios.

14. Estar en disposición de
ayudar en defensa a cualquier compañero del equipo que lo necesite.

15.
Hablar en defensa orientando a los compañeros sobre todo en los cambios y ayudas defensivas.

16. Mantener una mano elevada, la del lado de tiro, si el adversario a defender es buen tirador con la otra mano abajo para prevenir la salida en dribling.

17.
Evitar bajar el brazo, si se salta a puntear un tiro, a fin de prescindir de faltas personales inútiles.

18. Bloquear al adversario que realiza un tiro manteniendo el contacto físico con él hasta que se consiga la recuperación del balón.
(bloqueo del rebote defensivo)

19. Asegurarse de que algún compañero del equipo se encarga de nuestro "hombre" si se participa en un salto entre dos o se lanza un tiro libre.

20. Tener controlado el
balance defensivo del equipo durante el ataque, con al menos un jugador en el medio campo para evitar o dificultar el contraataque.

 

 

 

 

Conceptos genéricos para la defensa en zona

Dominados los conceptos de la defensa individual se aplicarán con más efectividad estos breves Conceptos genéricos propios de la defensa de zona.

Presionar fuertemente el balón, no permitiendo pasar, botar o tirar con comodidad, con el objetivo de mantenerlo en el perímetro.

Obligar al adversario a llevar el balón hacia zonas exteriores,
no permitiendo las penetraciones para lo cual ayudarán recuperando sus posiciones con la máxima actividad.

Impedir que el balón, en especial cuando está debajo de la línea de tiros libres, llegue a los jugadores interiores.

Defender con anticipación los cortes atacantes por la zona.

Intentar
mantener el balón en un lado de la cancha con el objetivo de evitar que se mueva de lado a lado ya que la mayoría de los sistemas de ataque se desarrollan con el principio de inversión del balón. Para ello la posición de los pies y de las manos del defensor sobremarcarán el centro de la cancha orientando al atacante hacia las líneas de fondo.

Retrasar lo más posible que la segunda línea defensiva tenga que salir en la defensa de espacios exteriores.


Avisar los cortes adversarios y las ayudas es clave para el éxito de este tipo de defensas. Sin comunicación son menos eficaces.
El defensor sobre el balón gritará:     ¡balón!
Los defensores de los postes gritará: ¡poste!
El defensor del lado débil avisará:      ¡ayuda!


Entrenar la defensa en zonas para que los jugadores crean en ella.

No utilizar esta defensa muy prolongadamente. Es conveniente ponerla en práctica después del tiempo muerto del rival.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Subir
website counter

Recuerda la dirección de esta web añadiéndola a tu lista de: FAVORITOS

 

 

 

 

Médico

 

CALZADO DEPORTIVO

En el momento de la elección de una zapatilla habrá que tener en cuenta dos premisas :

1. El calzado es el elemento más importante de todo el material deportivo que utilizamos en la práctica del baloncesto ya que muchas lesiones se originan por un calzado inadecuado.


2. No todos los pies son iguales, por lo tanto, para cada pie existe un tipo de zapatilla ideal.

 

Se debe tener en cuenta:

Que se ajuste bien pero que no apriete.

El uso al que se va destinar la zapatilla.

Las características personales, en especial el peso y el tipo de pisada.

 

Es conveniente:

No estrenar calzado deportivo el día clave de una competición.

Cambiar de zapatillas antes de que pierdan sus cualidades de amortiguación o las suelas estén desgastadas.