Entrecanastaycanasta.com
RESPUESTA A LA CONSULTA

¿Cómo es el proceso de la asimilación de la técnica individual?

El baloncesto es un deporte único porque no sólo es el mejor juego de equipo sino que también es el mejor juego individual. El jugador de baloncesto está directamente condicionado por los fundamentos que posee.

Con el dominio de los fundamentos, el jugador no solo progresará en sus conocimientos del juego, sino que irá construyendo su confianza reflejándose directamente en el éxito del equipo. Además de las capacidades físicas, el talento de los jugadores es lo que determina el éxito. Con la habilidad técnica el jugador adquiere la confianza necesaria para que pueda hacer brotar el talento individual.

El entrenador deberá comprender que la técnica no es algo rígido e inmutable. El buen jugador de baloncesto es aquel que, adquirido el automatismo, es capaz de aportar algo original. Para que los aspectos técnicos tengan efectos prácticos tienen que ser incorporados por el propio jugador.

En el baloncesto existen dos términos que definen el desarrollo del proceso de asimilación técnica: “transferencia” y “aplicación”. El primer objetivo que deberá afrontar el jugador de baloncesto en el aspecto técnico será el dominio del balón, su manejo y automatismo. Si este tipo de entrenamiento de las habilidades no se “transfiere” después a ejercicios en competición, en situación real, la fijación del gesto no será posible. De acuerdo con lo anterior, el entrenador deberá abrir campo de “aplicación” técnica en los partidos para que el jugador pueda poner en práctica aquello que entrena.

La confianza en el manejo del balón se va construyendo poco a poco. El progreso se obtiene con los entrenamientos y la competición. Los entrenamientos están hechos para crear confianza, para mejorar las habilidades individuales y colectivas en situaciones de juego; la competición sirve para evaluar el efecto del entrenamiento y para conocer los puntos débiles.

El aprendizaje de los fundamentos técnicos se convierte en el primer y más importante objetivo. Deberá iniciarse en edades tempranas y mantener ese trabajo técnico durante toda la vida deportiva.