Entrecanastaycanasta.com
RESPUESTA A LA CONSULTA

¿Cuáles son los fundamentos defensivos?

La defensa es el mejor ejemplo del concepto del juego en equipo, pues no se puede sostener en el acierto aislado de uno o dos jugadores. Para realizar una buena defensa individual, los jugadores deberán poseer unos buenos fundamentos defensivos. Los fundamentos defensivos son la base para la construcción de los diferentes sistemas defensivos. Un jugador no puede ser buen defensor si tiene una incorrecta posición o un mal movimiento de pies. Una posición inadecuada o un mal movimiento de pies de uno solo de los cinco componentes pueden desbaratar el trabajo defensivo del grupo.

El jugador para desarrollar una buena defensa debe querer defender. Es decir que se necesitan muchas horas de dedicación para desarrollar la técnica y mentalidad apropiadas. Esta mentalidad debe ser activa y agresiva con el fin de dificultar la circulación del balón y los movimientos ofensivos del adversario, forzándole hacer acciones no deseadas, retardando su continuidad y provocándole errores. Podemos definirla como actitud. No obstante la actitud defensiva–la concentración, la agresividad, el orgullo- va asociada a la personalidad del jugador.

Los fundamentos defensivos son más fáciles de aprender que los de ataque. La dificultad está en hacer comprender a los jugadores su importancia y que asuman su papel. Será preciso estimular la atención y la concentración de los jugadores dotándoles de la agresividad y el orgullo necesarios para llevar a efecto un trabajo que debería ser reconocido. Son imprescindibles una buena condición física, responsabilidad individual y una fuerte dosis de voluntad, de motivación. Después, además de poder y querer defender, será necesario saber defender.

Para desarrollar una buena defensa los jugadores deberán dominar aspectos tan importantes como los siguientes fundamentos:

  • La concentración.
  • La comunicación verbal.
  • La conexión visual.
  • El deseo.
  • El conocimiento de las soluciones a diversas situaciones del juego.
  • La capacidad para desarrollarlas.

La agresividad, velocidad de reacción, gusto por defender, intuición, sentido de anticipación, etc., son cualidades que solo se adquieren con el empleo de defensas individuales. Se puede decir que el éxito de la defensa individual se basa en un 40% de sacrificio y deseo, un 30% de capacidad física y un 30% de técnica defensiva