Entrecanastaycanasta.com
RESPUESTA A LA CONSULTA

Quisiera que me describiera ejercicios y juegos adecuados para mis equipos de mini, y me enviaran información de los puntos sobre los que poner mayor énfasis en los juegos. Gracias.

La actividad deportiva en el juego es una forma de la actividad humana; se compone “de un complejo de acciones no fortuitas, relacionadas entre ellas por la unidad de la motivación”.

La motivación principal en el deporte es el objetivo fijado a la actividad: superar al adversario y cumplir buenas “performances”. Pero el niño conoce otras motivaciones tales como la satisfacción de la “necesidad natural de movimiento”.

Los juegos son denominados predeportivos porque son un vehículo para acceder al deporte. En los juegos predeportivos, el deporte es el verdadero centro de interés pedagógico, y todos los elementos que se utilicen incluyendo al propio juego prepararán al alumno para esa actividad denominada deporte.

PRINCIPALES ETAPAS DE FORMACIÓN

El educador debería ser capaz de saber presentar los juegos más atractivos y enriquecedores para las características y necesidades de sus alumnos. El conocimiento de sus alumnos le permitirá determinar el nivel ludomotriz de los mismos, y escoger los juegos que más se acomoden a su contexto educativo.

PERÍODO DE LUDOEGOCENTRISMO

Oscila entre los 2 y los 6 años. Suelen presentarse juegos sencillos, individuales, totalmente egocéntricos, en los que el niño rechaza las reglas entendidas como una participación conjunta. En estos juegos prima la consecución de objetivos individuales, las reglas son muy simples, y las acciones pueden ser ficticias o en caso de participar en juegos más activos consisten en correr, escapar, anticiparse a una zona determinada, etc.

PERÍODO DE COORDINACIÓN Y COOPERACIÓN LUDOMOTRIZ

Podría corresponder a los niños cuyas edades oscilan entre los 6 y los 10 años. Cada vez cobran mayor interés las reglas; aparece la noción de competición y comunicación motriz. Los juegos en este nivel son de organización media, permiten participar a niños de distintos entornos en actividades cada vez más colectivas. Sin embargo las acciones colectivas deben de entenderse prácticamente como el resultado de diversas acciones individuales.

PERÍODO DE DESARROLLO LUDOMOTOR

A partir de los 11 y 12 años los jóvenes empiezan a aceptar el pacto grupal con todas sus consecuencias. Progresivamente se introducen en actividades lúdicas más regladas, aceptando de muy buen grado los deportes y juegos muy reglamentados. En este período, los grupos que muestren un especial interés por los deportes, también aceptarán muy positivamente los juegos que se asemejen a estas prácticas (juegos con balón, zonas de marca a alcanzar, competiciones de equipos...)

Como hemos visto, el juego infantil se presenta en cada momento del desarrollo de la persona de forma distinta, de modo que al considerar la utilización pedagógica del juego, recordemos que tendríamos que saber en qué estadio se encuentran nuestros educandos, y hallada tal premisa utilizar las siguientes formas de actuación lúdica, que se presentan en función de su nivel de organización:

Ejercicio: No se debe confundir con el juego. Generalmente supone la ejecución analítica de una acción, sin que aparezcan las características lúdicas que conforman el juego.

Formas jugadas: Son un paso intermedio entre el ejercicio y el juego. Pueden ser acciones de ludismo o sea con componentes lúdicos de diversión, pero al no tener un sistema de reglas establecido, no se pueden considerar juegos.

Juegos simples: Son los juegos de menor organización estructural. Son los más adecuados para las primeras edades (etapa de iniciación). En cuanto un juego tiene nombre y un funcionamiento mínimo, pasa a ser una actividad organizada, con normas. Así, todo juego tiene reglas. Muchos de este tipo suelen ser sensoriales y perceptivos.

Juegos simbólicos: Son los principales juegos de las primeras edades, implican un continuo jugar metafórico, en el que se simboliza un personaje o acontecimiento que no está presente, a través de cualquier objeto o historia central. Es una excepcional actividad para niños del ciclo inicial.