Entrecanastaycanasta.com
RESPUESTA A LA CONSULTA

Quiero saltar más y tener mejores prestaciones, pero por más que entreno no observo los progresos de desearía.

Uno de los fenómenos más importantes del deporte, es la posibilidad de “admisión de excitación, la transmisión de estímulos y la respuesta de la excitación”, que determina el comienzo y el fin de todo ejercicio físico.

Los ejercicios físicos son esenciales para elevar el umbral técnico y de rendimiento del jugador de baloncesto. Un buen trabajo físico en calidad y cantidad, observando los períodos de alternancia es muy importante para elevar las posibilidades técnicas.

Un programa de trabajo físico deberá servir para obtener los siguientes efectos:

  • Vigorizar los músculos.
  • Multiplicar la resistencia a la fatiga.
  • Alcanzar la flexibilidad y agilidad convenientes.

Pero no es posible alterar el tipo de estructura física que hemos heredado, aunque sí es posible formar un tipo físico adecuado a la clase de estructura que se posee. A partir de aquí, el físico dependerá sobre todo de la alimentación y del ejercicio. Los altos rendimientos serán posibles sólo para algunos  individuos especialmente dotados; una buena forma deportiva, en cambio, puede ofrecerse a todo adolescente que dé ese esfuerzo en la dirección adecuada.

Los entrenadores pueden mantener el desarrollo natural en cauces sanos con ejercicios físicos adecuados, y llevar todas las posibilidades que existen en nuestros jóvenes hasta tal punto que de las disposiciones nazcan buenas cualidades.

Un problema que reaparece siempre, es si especies distintas del trabajo deportivo se toleran bien o no, porque la práctica de la una disminuye los rendimientos de la otra. Esto se ha discutido ante todo entre nuestro deporte del baloncesto y la natación. Las dos formas son muy distintas y por eso también en su exigencia.

Pero en mi opinión, está solo en las esferas de los rendimientos supremos de las dos especies de deporte, mientras para los niveles de formación, que es el que nos interesa, no deberían existir exclusividades, sino todo lo contrario. En los últimos tiempos esto se ha comprendido, y en determinadas etapas de la temporada muchos Clubs deportivos utilizan la piscina como uno de los medios para el desarrollo físico de los jugadores en las etapas formativas previo al desarrollo de la fuerza rápida en el gimnasio