Entre Canasta y Canasta

Portada Información Web Ultimas Publicaciones Varios Registrarse

Técnica Individual Conceptos Entrenamientos Sistemas de Defensa Ataque Dinámico

Sistemas de Ataque Jugadas Especiales Scouting Opinión Colaboraciones

Juegos Predeportivos Preparación Física ConsultasApuntes de BaloncestoContacto

ENTRENAMIENTOS

 

 

Planificación Diaria

 

 

Para planificar un buen entrenamiento diario, el entrenador debe, ante todo, querer pensar. Después será preciso que conozca las herramientas para desarrollar un programa con base en los objetivos a largo, medio y corto plazo.

Lo primero será conocer que es lo que precisa el equipo para que progrese adecuadamente. Una vez analizada la situación actual del equipo y lo que necesita para mejorar, el entrenador deberá preparar el entrenamiento teniendo en cuenta una serie de normas.

El plan diario se comienza confeccionando un guión con los puntos que se van a desarrollar durante el entrenamiento. Una vez indicados estos, se eligen los ejercicios más adecuados para dicho fin anotando la duración de cada ejercicio, y observando si forma un todo homogéneo con el tiempo de entrenamiento disponible.

La duración de los ejercicios la marcará la lógica, la experiencia y el aumento de nivel que se desee para cada actividad, sin olvidar la apreciación personal, que servirá de base para un próximo entrenamiento, y teniendo en cuenta el nivel de exigencia.

La planificación de un entrenamiento puede durar una hora como mínimo.

Llevando una planificación bien medida se evita:

  • Alargar unos ejercicios demasiado y otros hacerlos muy cortos por no disponer de tiempo.
  • No cumplir el programa previsto.
  • Que en los ejercicios de larga duración los jugadores comiencen fuerte, pero que al cabo de cierto tiempo se aburran y no aumenten su rendimiento sino que baje.
  • Que en los entrenamientos de corta duración no se produzca el estímulo ni el hábito necesario.
  • Que el entrenador intervenga excesivamente cortando el juego. “Mientras el entrenador habla, el equipo no practica”. Lo que necesita el equipo es practicar y repetir para adquirir hábitos.
  • Que los jugadores se queden “fríos”. Si el jugador se queda frío se rompe el ritmo y no hay manera de ponerle en movimiento.
  • Que nada ni nadie interrumpa el entrenamiento.
  • La improvisación del entrenador, son los resultados que suelen acarrear las derivaciones de la planificación.

 

Algunas de las ventajas que cabría destacar son:

  • Con el entrenamiento fraccionado se aumenta la resistencia de los jugadores, aplicando el “principio de intervalos” (entre dos estímulos debe haber una pausa, proporcional al estímulo que se acaba de realizar) Según la elección del ejercicio y cómo se realice, marcará el esfuerzo a desarrollar: alternando los requerimientos con descansos parciales o totales, con ejercicios de menor esfuerzo, o con una corrección o explicación que puede ser más o menos corta con el fin de controlar dicha pausa. Dentro de un mismo ejercicio se puede aumentar o disminuir el rendimiento y el esfuerzo, al ir dando variedad al propio tiempo, de manera que los jugadores estén trabajando fuerte con recuperaciones parciales marcadas por ejercicios más suaves encaminadas a dicho fin.
  • Un control de esfuerzos y la posibilidad de conocer el tipo de rendimiento de los jugadores, observando su evolución a través de su condición física.
  • Controlar el porcentaje de aciertos o número total de la aplicación de un fundamento determinado, durante un tiempo estipulado. Por ejemplo controlar el número de canastas que se meten por parejas durante seis minutos.
  • Crear ejercicios competitivos y, por tanto, la mejora del equipo.
  • No deja tiempo a los jugadores para distraerse o para relajarse, excepto cuando esté programado.
  • Obliga a poner más atención al entrenador.
  • Aumenta la psicología y la experiencia del entrenador, y detecta mejor los fallos, tanto individuales como colectivos.
  • Es difícil que los jugadores se queden fríos.
  • Obliga a un orden adecuado de ejercicios.
  • El jugador se hace rápido y se acostumbra a estar en movimiento constantemente durante el entrenamiento y, como consecuencia, durante los partidos.
  • El jugador observará en el entrenador la profesionalidad y la dedicación que éste presta a su equipo, aumentando su confianza en él.

 

 

PRINCIPIOS

 

Para elaborar cualquier tipo de entrenamiento hay que tener en cuenta una serie de principios que se deben utilizar y recordar.

Dentro de estos principios, algunos conceptos se mezclan por tratarse de aspectos lógicos que llevan a un mismo fin. Estos principios no sólo son válidos en el baloncesto, sino en la propia vida. 

Método. En todo entrenamiento se debe llevar un sistema, un orden y un método. Es importante el método y la forma de realizar los ejercicios: se han de utilizar métodos sencillos y no demasiado complicados.

  • Se debe tener al máximo de jugadores trabajando a la vez, no dejándoles demasiado tiempo para “mirar cómo lo hacen los demás”.
  • Tener en cuenta el número de balones, de manera que se utilicen los más posibles en los ejercicios que se requieran.
  • Utilizar mucho “tráfico” en los ejercicios técnicos, esto es, entrenar ejercicios con gran número de participantes en los que los jugadores tengan que reaccionar por la limitación del espacio.

Racionalidad. Hay que usar la razón y el sentido común, teniendo en cuenta que se trabaja con personas y que ha de tenerse mucho cuidado con lo que se manda. Se han de hacer planteamientos basados en la lógica y la experiencia, y si el entrenador es novato deberá aprender sobre la base de otros entrenadores mientras acumula la suya propia.

Repetición. Una vez aprendidos los movimientos básicos, hay que repetir y repetir hasta coger el hábito correcto.

Si se trabaja hoy un fundamento durante largo tiempo y no se vuelve a hacer hasta dentro de un mes, no habrá servido de nada y es imposible que el jugador aprenda dicho fundamento. Es mejor hacerlo menos tiempo pero repetirlo en varias sesiones que, por supuesto, no tienen por qué ser seguidas, pero sí lo suficientemente cercanas como para no olvidar dicho hábito, e irlo perfeccionando.

Progresión. El principio de progresión supone ir de poco a mucho, de lo sencillo a lo complicado, del desconocimiento al conocimiento, de lo imperfecto a lo perfecto, de lo genérico a lo específico. Hay que tener mucha paciencia y, sobre todo, cuando se trabaja con gente joven que aún no tiene hábitos adquiridos.

El progreso no es siempre uniforme y hay momentos en que los jugadores se desaniman y parece que no avanzan, pero si se insiste y se aumentan los estímulos, se progresará siempre.

Estímulos. Estimular es aumentar la cota y el rendimiento a alcanzar por un jugador o por el equipo poniendo los objetivos difíciles, para que el jugador se supere, pero no imposibles. Tan malo es no llegar a producir estímulos como superar el nivel de posibilidades.  

Variedad. Evitar el aburrimiento y la monotonía. Cuando se hace algo que nos gusta o algo distinto, se pasa el tiempo rápidamente. No es así cuando siempre se hace lo mismo: produce monotonía. Hay que tratar de evitarla. Muchos entrenamientos se vienen abajo por la falta de variedad y por el alargamiento excesivo de los ejercicios.

Intervalos y recuperaciones. Después del trabajo es necesario el descanso. Cuanto más intenso ha sido el trabajo más necesario será el descanso. Este puede ser total si se deja recuperar totalmente al jugador sin ninguna actividad o bien hacer que baje poco a poco su fatiga.

Psicología. El aspecto psicológico interviene de una forma total en lo físico. Con una riña o un grito a destiempo, un entrenador puede producir tal desánimo en el jugador que le afecte de una manera importante en su rendimiento. Asimismo, puede crear una corriente negativa a las órdenes del entrenador, y al no cumplirlas con el rigor necesario, producir una falta de respeto personal y del equipo si logra contagiar a éste.

Aquí conviene recordar que las intervenciones del entrenador deben limitarse a los refuerzos y a las correcciones técnicas, sin entrar en descalificaciones personales.

A los jugadores les ayuda mucho los refuerzos de ánimo, pues ven que el entrenador se fija en ellos y en su esfuerzo. El entrenador deberá cuidar el aspecto psicológico de los entrenamientos, procurando no olvidar su función educadora.

Relaciones humanas. El entrenador debe buscar el respeto de sus jugadores y una forma de encontrarlo es respetando a los que tiene a sus órdenes. Debe tratar con corrección y educación a sus jugadores y debe exigir que éstos lo hagan a su vez entre sí. No hay que olvidar que se necesita gran compañerismo en todo momento y no solo en los partidos donde hay espectadores observando, sino también en los entrenamientos.

El entrenador debe ser un moderador en todo momento y estar atento a las posibles fricciones que pudiera haber. A su vez, dará ejemplo con su forma de proceder y con sus cualidades morales. Asimismo, debe aprender a dominar ciertos impulsos cuando las cosas no salen bien, sin pasarse ni por exceso ni por blando. Será importante que el entrenador cuide estos detalles y tenga una filosofía ante los casos que se puedan presentar.

 

 

PLANIFICACIÓN DIARIA

 

Un ejemplo de plan diario de entrenamiento puede contar con alguno o con todos los bloques de trabajo siguientes:

  • Calentamiento/estiramientos.
  • Fundamentos.
    • Posición básica.
    • Cambio de ritmo y dirección.
    • Cambio de dirección y rebote.
    • Pases con defensores.
    • Dribling/pase y entrada a canasta.
    • Dribling, parada y tiro.
    • Dribling, parada, pivote, pase y cambio de dirección.
    • Paradas/pivotes.
    • Trabajo de bases, aleros y pivots.
    • Movimientos defensivos sin atacantes.
    • Defensa del pasador y del receptor.
    • Defensa del pívot.
  • Desplazamientos por la cancha/contraataq. 2x1, 2x2 con apoyos,3x2, etc.
  • Ataque/defensa en 1x1-2x2-rebotes, etc.
    • Defensa del corte, lado fuerte y lado débil.
    • Defensa del Poste Bajo.
    • Defensa del tirador.
    • Defensa del bloqueo.
  • Defensa en presión.
    • Press 1x1, 2x2, 3x3.
    • Parar al driblador.
    • Interceptar el pase.
    • Trap 2x1.
    • Saltar y cambiar.
    • Rotaciones.
  • Tiros a canasta.
    • Competiciones.
    • Con dribling y tiro.
    • Con finta, dribling y tiro.
    • Tiro desde la esquina: un pase más.
    • Tiros con acompañamiento a la penetración.
  • Contraataque.
    • Salidas del contraataque: espacios, primer pase, trayectorias.
  • 5x5 sistemas de juego.
    • Pasar y cortar.
    • Puerta atrás.
    • Bloqueos: directos, indirectos y ciegos.
    • Cortes sobre el Pívot.
    • Snack.
    • Cortes desde el lado débil.
    • Sistemas específicos contra diversas defensas.
  • Situaciones especiales.
    • Saques de banda.
    • Ultimos segundos.
    • Salida contra press. Etc.
  • Tiros libres
  • Estiramientos.

 

CALENTAMIENTO

Las formas de calentamiento son muy variadas. Se puede hacer con ejercicios físicos con o sin balón, o bien utilizando ejercicios de baloncesto de baja exigencia, para pasar a realizar una serie de estiramientos previos a los ejercicios técnicos con aumento de la intensidad. Si la sesión de ejercicios físicos se hace en la misma sesión de entrenamiento se recomienda se efectúen antes de la práctica técnica.

 

ENTRADAS A CANASTA

El momento de utilizarlas es a continuación del calentamiento y en ejercicios combinados con pases en recorridos definidos o en prácticas individuales de 1x0 junto al entrenamiento de diferentes técnicas de drible.

 

DOS CONTRA UNO, TRES CONTRA DOS

Los recorridos por toda la cancha en situaciones de 2x1 ó 3x2 se pueden utilizar preferiblemente a continuación del calentamiento o de los fundamentos.

 

TIROS LIBRES

Se utilizan como pausa tras los ejercicios de fuerte intensidad y en condiciones similares a las que los jugadores se pueden encontrar en los partidos. Se recomienda tirar los tiros libres de dos en dos, cambiando el sitio una vez se hayan tirado las dos, hasta completar diez por jugador.

Es conveniente llevar una cuenta del porcentaje de aciertos de cada jugador.

 

REBOTES

Los ejercicios de rebote se pueden utilizar para trabajar distintos aspectos (físico, técnico, defensivo y ofensivo) y se pueden utilizar de diferentes maneras a lo largo del entrenamiento.

Se aconseja que en ejercicios competitivos con defensores los jugadores se acostumbren a pelear el rebote hasta que se haya metido la canasta o hasta que el defensor recupere el balón.

 

TIROS A CANASTA

Es uno de los fundamentos que se puede practicar de muchas formas e intensidades, dependiendo del conjunto de trabajo y del período del entrenamiento.

 

DEFENSA

Dependiendo del objetivo de la sesión y del día de la semana, en el entrenamiento se puede incorporar diversos ejercicios de entre los que se señalan a continuación:

  • Uno contra uno.
  • Dos contra dos.
  • Tres contra tres.
  • Cuatro contra cuatro.
  • Lado fuerte.
  • Lado débil.
  • Presión.

Los ejercicios de lado fuerte y débil es conveniente ir variándolos de posición.

Los ejercicios en presión se deben trabajar diariamente durante diez minutos, alternando ataque y defensa en intervalos de tiempo controlado.

 

CONTRAATAQUE

Dada la importancia que tienen los contraataques, tanto como sistema de ataque como en el balance defensivo, se le debe prestar atención dentro del contexto adecuado.

Entrenar el contraataque es situaciones preparadas de antemano o con ventajas definidas no parece adecuado. Por ello se recomienda utilizarlo entre diversas fases del trabajo táctico colectivo.

 

TACTICA

Cuando se comienza a hacer un sistema o como recordatorio de los ya introducidos se debe realizar sin contrarios. La introducción de los sistemas supone una actividad baja, por lo que es buena norma utilizar los movimientos del sistema sin defensa como calentamiento al principio del entrenamiento. Este modelo también se puede utilizar como intervalo de intensidad baja en momentos convenientes del entrenamiento, distribuyendo los jugadores con un balón en las dos canastas y durante un tiempo no superior a cinco minutos. 

Posteriormente, en el último bloque del entrenamiento, se pondrá en acción el sistema de forma competitiva. Para el entrenamiento es situación real, similar a los partidos, se pueden utilizar diversas fórmulas:

Primera. Se disponen dos grupos: uno que denominamos grupo A y el otro Grupo B.

Durante un tiempo determinado, el grupo A solamente hará ataque y el B solamente defensa, cambiando los términos después de un determinado tiempo. Se trabaja en media cancha por lo que el objetivo es afianzar las situaciones de juego. La variante consiste en que cuando el equipo que ataca no mete canasta y el defensor coge el rebote, éste último deberá contraatacar, jugando esta vez en toda la cancha, con la respuesta en balance defensivo del equipo que inicialmente ha atacado. Esta situación se repite durante un tiempo establecido, con el equipo que ha contraatacado de nuevo en defensa. Este modelo tiene varias ventajas:
                  

  • La repetición permite al equipo atacante mejorar situaciones mal resueltas.
  • Los jugadores que defienden tienen el estímulo de poder contraatacar si recuperan el balón.
  • Aprenden a valorar el balón, pues si los atacantes pierden el balón o no meten canasta, el equipo adversario puede contraatacar y a ellos les corresponderá correr tras el balón en balance defensivo.
  • Se entrena en situación real parecida al partido.
  • Normalmente la táctica se trabajará en la última parte del entrenamiento. Este modelo de entrenamiento táctico produce gran motivación en los jugadores con lo que irán complacidos al vestuario tras los minutos de vuelta a la calma.

Segunda. La fórmula anterior se repite, solo que esta vez el equipo atacante presiona cada vez que hace una canasta. Otra variante para poner en marcha el mecanismo de la presión es utilizarla cuando se produzcan tiros libres como consecuencia de las faltas personales que se produzcan durante el entrenamiento táctico. De esta forma, los jugadores tienen tiempo para organizar diferentes tipos de presión, sea individual, en zonas de toda o media cancha, organización defensiva que los propios jugadores ponen en acción después de una pequeña reunión.

Tercera. El juego se desarrolla de forma normal en toda la cancha poniendo en acción las estrategias del equipo. Si un  equipo mete una canasta rápida en contraataque o en transición, repite en ataque desde la media cancha. El objetivo es que tras un contraataque, pueda ponerse en marcha los diversos sistemas posicionales. De esta forma se cubren todas las fases del juego: defensa, contraataque, ataque posicional y balance defensivo, además de los rebotes ofensivos y defensivos. Cuando se repite la posesión del balón, consecuencia de un contraataque o transición rápida, el entrenador tiene la opción de corregir con intervenciones de corta duración. Por ello, el balón deberá ser pasado rápidamente al entrenador cada vez que ésta situación se produzca, siendo él quien lo devuelva al equipo atacante después de su intervención correctora.

 

 

EL ENTRENADOR

 

El método de entrenamiento variará según el nivel y los objetivos de formación o de rendimiento del equipo. No obstante, es necesario no olvidar los principios fundamentales y la preparación, filosofía, interés y profesionalidad a la que el entrenador se debe cuando entrena a un equipo.

 Para desarrollar bien su labor el entrenador debe saber lo que quiere realizar y cómo llegar a ello.

Las intervenciones del entrenador deberán estar bien medidas. Generalmente es en el entrenamiento de la táctica cuando los entrenadores en general intervienen en exceso cortando el juego con explicaciones continuas. Es en el entrenamiento táctico cuando el entrenador debe ajustar más que en ningún otro ejercicio sus intervenciones, corrigiendo sólo lo necesario para mantener la dinámica del juego.

Cuando las cosas no salen bien se aconseja no insistir demasiado, dejarlo para otro día y pasar a otro ejercicio. No es conveniente que el entrenador pierda los nervios por ello o que haga que los jugadores comiencen a perder interés por aprender nuevas técnicas o situaciones de juego. No olvidar que el entrenador debe ganarse el respeto y la confianza de sus jugadores y esto se consigue día a día.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Subir
website counter
Recuerda la dirección de esta web añadiéndola a tu lista de: FAVORITOS