Entre Canasta y Canasta

Portada Información Web Ultimas Publicaciones Varios Registrarse

Técnica Individual Conceptos Entrenamientos Sistemas de Defensa Ataque Dinámico

Sistemas de Ataque Jugadas Especiales Scouting Opinión Colaboraciones

Juegos Predeportivos Preparación Física ConsultasApuntes de BaloncestoContacto

OPINION

 

 

El Baloncesto, un deporte de equipo

 

Si pensamos en el baloncesto, sin duda una de las primeras figuras que se nos representa es la del trabajo en equipo.

Entre sus principales valores resaltan:

El respeto por los compañeros, el equipo contrario, el árbitro, los entrenadores y por los símbolos (la camiseta, la cancha, los socios y el club)

La humildad para aprender y mejorar, para que los jugadores sean disciplinados y se esfuercen cada día un poco más.

La solidaridad y la lealtad con sus compañeros y los símbolos dentro y fuera de la cancha. Por y para sus compañeros del equipo para fomentar la camaradería, cumpliendo con aquello a lo que se comprometieron, con sus normas y reglas.

El sacrificio para dar todo, siempre. Para esforzarse cada día un poco más. Para sobreponerse a la adversidad. Para construir sus sueños. Para entregarse al equipo.

Cualquiera de estos valores podrían ser extrapolables a la gestión más deseada de cualquier organización empresarial.

La simplicidad hace poderoso al concepto de equipo, cuando se lleva con disciplina y determinación. El equipo es un grupo pequeño con una orientación y un compromiso claros. Pero formar un equipo para obtener buenos resultados, no es lo mismo que trabajar en equipo. Es interesante la diferencia que se establece: aunque el trabajo en equipo puede ayudar a alcanzar los objetivos, rara vez se consiguen.

Mientras que un grupo de trabajo depende de su líder para la asignación de las tareas y su integración en el conjunto, un verdadero equipo aúna la combinación de las habilidades de varios líderes.

La participación de los jugadores en el establecimiento de metas y objetivos, aspectos fundamentales, son elementos clave que junto a otros determinan su funcionamiento. El equipo debe plantear determinadas metas individuales y colectivas, dirigidas a la obtención de resultados.

Uno de los aspectos más influyentes y de gran significación práctica en la definición de las metas, es la participación. La eficacia del establecimiento de las metas se debe a una serie de factores, como tener una visión positiva del rendimiento individual y grupal incluido el entrenamiento, feedback sobre los progresos, bajos niveles de conflictos y de stress, y la participación de sus miembros en el establecimiento de las metas.

Estas características son fácilmente extrapolables a cualquier organización. La participación implica compromiso, contribución y responsabilidad, habilidades sumamente valoradas.  Podemos afirmar que cualquier gestión de recursos humanos será más exitosa si existe participación real, lo que permite un mayor compromiso emocional con la tarea, con el grupo y con uno mismo. La participación en la definición de los objetivos implica que de una u otra forma en ellos  están expresadas las metas individuales de sus integrantes.

El entrenador debe tener en cuenta estos aspectos porque ninguna meta que se establece fuera del equipo puede ser suya, sino que es externa a él. En el deporte se habla de una verdadera meta cuando es el resultado del proceso reflexivo de interacción conjunta de sus miembros que sólo se logra mediante la utilización de estrategias participativas. Está claro que si las metas son impuestas será muy difícil lograr un real compromiso de los componentes del equipo.

Como lo mencionábamos al inicio, el trabajo en equipo se ha vuelto una de las políticas más valoradas en cualquier organización empresarial. Sin embargo, la experiencia nos demuestra que intentar imponer los objetivos y los medios colectivos conlleva riesgos. El trabajo en equipo no depende de la voluntad de sus integrantes, ni de un líder que guíe sus acciones, sino de un trabajo mucho más profundo que involucre a toda la organización y que forma parte de un largo proceso. Esta es una de las principales causas del éxito de aquellos grupos deportivos y organizaciones que han logrado  verdaderos equipos de trabajo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Subir
website counter
Recuerda la dirección de esta web añadiéndola a tu lista de: FAVORITOS