<

Portada Información Web Ultimas Publicaciones Varios Registrarse

Técnica Individual Conceptos Entrenamientos Sistemas de Defensa Ataque Dinámico

Sistemas de Ataque Jugadas Especiales Scouting Opinión Colaboraciones

Juegos Predeportivos Preparación Física ConsultasApuntes de BaloncestoContacto

SCOUTING

 

El Scouting

 

El planteamiento estratégico de los partidos de Baloncesto basado en el “scouting” sobre el equipo adversario es un elemento importante para el éxito en baloncesto. Cualquiera que sea el nivel de la competición se puede mejorar sensiblemente las ocasiones de ganar preparando cuidadosamente cada partido.  Un buen “scouting” puede proporcionar una magnífica información de la que se beneficiarán los jugadores. Con la información los jugadores tendrán un sentimiento de seguridad al saber lo que pueden esperar del equipo adversario; les dará un apoyo firme conocer las fuerzas y las debilidades del oponente, así como las fuerzas y las debilidades individuales de ellos mismos. Preparando la estrategia se pueden ganar rápidamente cuatro a seis puntos en ataque y defensa. A menudo, ésa es la diferencia entre ganar o perder un partido.

 

PROCESO

Nada perturba más al equipo que el desconocimiento de lo que puedan encontrarse en el partido. Un buen “scouting” puede eliminar casi totalmente el elemento sorpresa. Un segundo aspecto no menos importante que el sentimiento de seguridad es el del respeto hacia el rival. Para alcanzar este objetivo los jugadores deberán tener información detallada de las características individuales y colectivas del próximo adversario y las soluciones defensivas.

El scouting (Observación del Contrario) requiere el siguiente proceso:

Estudio del equipo adversario

Toma de decisiones estratégicas.

Traspaso de la información a los jugadores por diferentes medios

 

ESTUDIO

Los informes deben comenzar meses antes de la competición reuniendo informaciones de prensa y grabaciones del juego de los equipos adversarios del año anterior. La grabación de tus propios partidos permitirá reconocer fácilmente los equipos con los que jugarás en el futuro, así como para corregir los errores de tu propio equipo. Esas cintas pueden ser herramientas de intercambio con otros entrenadores. En algunos niveles de competición es frecuente negociar las grabaciones.

El segundo paso es conseguir el listado de los jugadores de los equipos oponentes y sus estadísticas individuales:

  • Qué jugadores realizan la mayoría de los tiros?
  • Quienes son sus reboteadores principales? (especialmente los ofensivos)
  • Cuáles son sus porcentajes de tiro?
  • Qué porcentaje de robos de balón y quiénes?
  • Tiros libres, etc.

Con el análisis de las estadísticas se puede aprender mucho de las características del equipo adversario.

El tercer paso es ver una grabación, no acortada, de un partido de celebración cercana en el tiempo sin analizar los sistemas colectivos de ataque y defensa, tomando únicamente notas específicas sobre los jugadores y las tendencias del equipo:

  • Qué jugadores realizan frecuentes penetraciones hacia canasta?
  • Los jugadores interiores atacan la defensa de espalda a canasta o de frente?
  • Cómo juegan con el balón en el poste bajo?
  • Quienes y dónde se producen los bloqueos directos e indirectos y cómo juegan las continuaciones?
  • El entrenador suele cambiar las defensas después de los descansos y qué reglas tiene para la substitución de los jugadores?

Después de ver las grabaciones y de tomar las  notas es oportuno ir inmediatamente de nuevo a  confirmar en las estadísticas todo lo observado.  Si la tendencia de un jugador es la de penetrar hacia canasta debe tener un alto número de tiros libres. Si un equipo o un jugador parece inseguro manejando el balón, los apuntes estadísticos descubrirán las pérdidas del balón.

Al final se debe tener la agudeza para acertar en la estrategia adecuada. El establecimiento de los planes estratégicos deberán basarse en el conocimiento de los puntos anteriores.  Sin embargo, los informes deben contener  muchos más datos.

Después de reunir la información inicial y el visionado de las grabaciones  de los partidos es el momento de llevar el “scouting” más lejos acotando separadamente el juego ofensivo del defensivo.

 

MEDIOS

Los medios que el entrenador debe disponer son:

  • Grabaciones de partidos jugados recientemente por el equipo adversario.
  • Informe individual por escrito con diagramas.
  • Diagramas e informes murales que deberán ser fijados en el vestuario.
  • Pizarra para explicaciones detalladas.
  • Informe en la pista del tipo de juego y las soluciones defensivas.

 

INFORME ESCRITO

Las victorias favorecen la confianza en las estrategias y éstas deberán apoyarse en la información. Para la correcta ejecución de las estrategias es importante cerciorarse de que los jugadores sepan bien las fuerzas y las debilidades de los jugadores contrarios y del equipo. Por ello es conveniente que los jugadores reciban un informe detallado dos días antes del encuentro.

El informe con el que el entrenador trabajará para posteriormente traspasar la información a los jugadores contendrá los siguientes apartados:

  • Historia y trayectoria del Club.
  • Aspectos de motivación:
    • Importancia del partido, compromiso, orgullo
  • Análisis general:
    • Arbitros
    • Entrenadores
    • Ambiente. Público
    • Equipo inicial y combinaciones de la primera y la segunda parte.
    • Defienden con intensidad desde el principio?
    • Ajustan las defensas al juego del equipo contrario?
    • Juegan en equipo?
    • Atacan con posesiones del balón rápidas o lentas?
    • Juegan con transiciones?
  • Informe de las estadísticas de los jugadores adversarios y características de los jugadores dominantes.
    • Datos personales y estadísticas.
    • Estudio de las habilidades individuales de los jugadores y cuáles pueden ser los emparejamientos defensivos.
    • Características individuales de los jugadores. Porcentajes, debilidades y puntos fuertes por posición:
      • Tiro
      • Pase
      • Penetraciones
  • Informe defensivo individual:
    • Movimiento de pies y manos.
    • Defensa al jugador con balón y sin balón.
    • Capacidades físicas y conceptos defensivos.
    • Bloqueo de rebote defensivo y rebote ofensivo
    • Balance defensivo
    • Faltas
    • Actitud
  • Sistemas de ataque detallados del equipo oponente con las soluciones defensivas a nivel individual y colectivo, las características del contraataque, los saques de fondo y cualquier otra información pertinente. Algunos equipos utilizan sistemas simples que se apoyan exclusivamente en las capacidades individuales de los jugadores, mientras que otros funcionan con múltiples sistemas más o menos rígidos. La estrategia debería responder a preguntas como:
    • Cuáles son los sistemas de juego que más utilizan?
    • Cual es el objetivo del sistema?
    • Quiénes lanzan a canasta con efectividad?  
    • Desde dónde realizan el mayor número de tiros? Quienes?
    • Cómo y cuantas veces pasan el balón al poste bajo?
    • Cómo juegan con poste alto? Cómo juegan el pick and roll? Tira el poste alto con buen porcentaje desde 6,25?
    • Efectúan contraataque? Quienes?
    • Juegan triangulaciones para alimentar al poste?
    • Cómo efectúan la transición?
    • Los pivotes se incorporan rápidamente al ataque?
    • Rebote ofensivo. Quienes?
    • Ritmo de juego
    • Cómo reaccionan contra diferentes defensas.  Contra alternativas?
    • Cómo juegan los últimos segundos?

 

El planteamiento ofensivo de nuestro juego es otra área que diferencia los buenos informes de exploración. El conocimiento de la defensa del equipo contrario permitirá a un buen planificador del juego explotar las debilidades. A veces no es necesariamente una debilidad sino que un emparejamiento en defensa  individual mal hecho provoca que un área defensiva puede ser vulnerable. Por ejemplo, si sabemos que un equipo efectúa “trap” 2x1 en los bloqueos directos jugaremos con los postes adecuados la continuación en carrera hacia canasta y triangulaciones o giros a canasta del bloqueador para un tiro exterior. Si conocemos cómo defienden en zona prepararemos a nuestros postes para que bloqueen las inversiones del balón cómo y dónde puedan ser efectivos. Las respuestas a éstas y otras preguntas ayudan a preparar una estrategia acertada. No obstante, esta parte es difícil de precisar, porque no se puede saber con seguridad cómo defenderá colectivamente el equipo adversario. A pesar de esta incertidumbre hay muchas tendencias defensivas:

  • Qué tipo de defensa realizan? Presión a toda cancha? Defensas alternativas? Cuando?
  • Cómo defienden al poste:
    • De frente, en 3/4, por detrás, 2x1 con el defensor poste alejado?
  • Cuándo y por qué cambian las defensas?
  • Cómo defienden los bloqueos directos (a través, detrás, 2x1, cambios, etc.)?
  • Rebote defensivo.
  • Balance defensivo.
  • Faltas personales. Bonus.
  • Si tu equipo adversario suele hacer defensas en zona se pueden hacer otras preguntas: Qué zonas juegan? (2-3, 3-2, 1-3-1, etc.)
  • Son defensas tradicionales o  realizan matchup? 
  • Son vulnerables en la transición?
  • Hay un defensor delantero mucho más pequeño siempre en un lado de zona?

A la hora de hacer el informe hay que reflexionar sobre cómo enfrentarnos al equipo de la forma más eficaz resolviendo preguntas tales como:

  • Puede ser presionado el equipo o su jugador base con eficacia?
  • El jugador interior en posición de poste es vulnerable en 2x1?

Un aspecto muy importante que a veces se infravalora del planteamiento del juego son nuestros matchups defensivos:

  • Qué emparejamientos son los mejores?
  • Qué jugador defiende mejor al base?
  • Qué jugador persigue mejor al tirador alrededor de los bloqueos?
  • Qué jugador niega mejor el pase al poste?
  • Qué jugador debemos resguardar para evitar que cometa faltas?

Conocidos las características de los jugadores y los conceptos colectivos que emplea el adversario se puede definir cómo defender determinadas situaciones de juego. Ejemplos:

  • Ayuda de exteriores.
  • Recuperación:
    • En equilibrio.
    • Atención al 1x1. Distancia.
  • Interiores:
    • No permitir circulaciones.
    • Recuperar la posición de rebote.
  • Defensa del pick and roll. Cómo?
  • Defensa del corte rizando el poste bajo.
  • Cambios?

Un punto importante es el de no centrar exclusivamente nuestra estrategia en función únicamente de los movimientos del rival, seleccionando aspectos propios a tener en cuenta:

  • Técnica individual de ataque. Ejemplos:
    • Bote:         
      • “Atacar la defensa"
      • "Crear espacios"
      • "Solo los necesarios"
    • Pase:
      • “No perder balones"
    • Tiro:
      • "Buenos tiros"
    • 1X1:
      • "Ver posiciones del resto de compañeros"
      • "Después del 1x1, jugar sin balón"
    • Postes:      
      • "Jugar con el poste bajo"

 

El equipo debe tener una identidad propia. Es necesario recordar a menudo aquellos conceptos genéricos que definen al equipo. Ejemplos:

En general:

  • Primeros 5 minutos, determinantes.
  • Controlar tiempo‑tanteo
  • Concentración. Sin altibajos.
  • Tener las emociones controladas
  • Controlar el momento de rompimiento, de partido.
  • Controlar el "tempo" de juego según tanteador.

En defensa:

  • No permitir penetraciones
  • Mantener el balance defensivo. Primeras resp. de exteriores.
  • Controlar los pares de balance.
  • Controlar personales individuales. Controlar situaciones de peligro

De personales en relación con el tiempo‑tanteo.

  • Cometer la 7ª falta personal lo más tarde posible.
  • Proteger el corazón de la zona
  • Def. de cortes y bloqueos.
  • Rebotes.
  • Frenar el contraataque.
  • Hablar en defensa y en  las transiciones.
  • Buena defensa del pick and roll y ayudas.
  • Forzar al lateral.

En ataque:

  • Hacer la primera canasta rápidamente.
  • "X" en los tiros libres.
  • Jugar "dentro‑fuera‑dentro" y cambio de posición.
  • Pasar al jugador libre.
  • Hacer 5 pases buenos. Buscar el balón.
  • Pivots: correr el contraataque.
  • Repetir las jugadas que salen bien.
  • Hacer buenos bloqueos.
  • Triangulaciones: jugar con los interiores.
  • Movimiento de balón y jugadores, y cortes.
  • Tomar buenas decisiones. Jugar en equipo.
  • Primera jugada de partido: con poste bajo.
  • Alternar posiciones alto‑bajo en transiciones.
  • Postes: se bloquean.
  • Recurrir al "pick and roll" en relación con  tiempo de posesión.
  • Evitar penetraciones por el fondo.
  • Evitar penetraciones por interior, para anular tiros de 6,25.
  • Ayudas diversas de exteriores o de interiores. Etc.

Éstos son elementos esenciales, porque el entrenador tiene el control de la definición de su juego y no tanto el del equipo adversario.

 

PRACTICAR LA ESTRATEGIA

Por último, en el entrenamiento previo al partido se repasarán los movimientos y los datos más significativos del juego del equipo adversario, los emparejamientos y las situaciones de ventaja.

Una fórmula adecuada cuando se dispone de tiempo es utilizar durante algún día de la semana un segundo equipo para que se oponga en los entrenamiento con los movimientos ofensivos y las defensas del equipo adversario. Esto permite que los jugadores no habituales en el cinco inicial estén incorporados a las exigencias del juego sin la confusión que podría originarse si participaran en el entrenamiento representando solamente el juego adversario. Esta fórmula confiere a los jugadores confianza para cuando se les pida entrar a la cancha.

No hay que negar el hecho de que los buenos informes de “scouting” requieren tiempo. Por ello es importante tener el sistema organizado. El entrenador debería informar a sus jugadores a través de algunos o con todos los medios aquí expuestos. Dependerá en alguna medida de la infraestructura de ayuda técnica de que disponga y de las diversas características del club, y sobre todo de la capacidad de análisis y de trabajo de que sea capaz el propio entrenador.

Un aspecto importante a tener en cuenta es que el análisis esté centrado al máximo, con el fin de que los jugadores tengan la información justa, nunca excesiva. Se hace necesario buscar los puntos singulares en los que el adversario basa su juego, tanto defensivo como de ataque, y actuar sobre ellos. El resto de la información servirá al entrenador para poder reaccionar en los momentos puntuales del partido.

 

ESTRATEGIAS DE RIESGO

Las estrategias de riesgo son situaciones deliberadas de juego cuya suerte dependerá del devenir del partido. Cuando un equipo marcha por detrás en el marcador o cuando se sabe inferior al oponente es necesario poner en juego estrategias de riesgo para intentar cambiar el signo del partido.

La denominación “de riesgo” no se ajusta exactamente a las estrategias puestas en juego por un equipo de inferior calidad, obligado a su utilización  para equilibrar la contienda. Podrían ser “de riesgo” para un buen equipo, pero de “riesgo calculado” para los equipos inferiores. Las estrategias las hacen buenas o malas el equipo contrario. La siguientes estrategias sitúan el término “riesgo”.

A continuación mostramos, como ejemplo, una serie de estrategias:

  • Una estrategia de riesgo es la presión defensiva a toda la cancha para tratar de cambiar el “tempo” de juego, conseguir recuperaciones de balón y a menudo canastas fáciles.
  • Otra estrategia es lanzar muchos triples. Posiblemente ambas serán empleadas en circunstancias de relación tiempo-tanteo desfavorable.
  • Las defensas en zona son de riesgo cuando está comprobado el excelente porcentaje de canastas desde el exterior contra la defensa individual. Fuera de toda lógica, muchas veces el cambio defensivo suele resultar exitoso.
  • Tan arriesgada como las anteriores estrategias, es alargar el tiempo de posesión del balón, reduciendo el número de posesiones en el partido.
  • En el aspecto individual, la apertura en contraataque de un jugador nada más se está produciendo el tiro y sin esperar el resultado del rebote, es otra estrategia de riesgo que en tiempos se llamaba “palomero”.
  • Otra situación de riesgo se produce cuando cuatro jugadores se abalanzan al rebote ofensivo, impelidos por un marcador adverso.
  • Las faltas cometidas deliberadamente con el fin de abortar una canasta fácil del equipo contrario. El resultado de esta estrategia de riesgo dependerá del porcentaje en la ejecución de los tiros libres aunque las faltas cometidas son en sí una acción negativa que puede repercutir individualmente o en el bonus del equipo.

Las situaciones de riesgo pueden estar obligadas. Por ejemplo una defensa en zona fuerza al oponente a intentar canastas de tres puntos.  En este caso ninguna de las estrategias, el empleo de zona o el lanzamiento de tiros desde 6,25, tienen que ser necesariamente de riesgo sino que están ajustadas a las circunstancias.

No se puede pensar que una defensa en zona es una estrategia de riesgo, si un equipo de calidad superior la utiliza con el fin de parar a un hombre grande o a un equipo sin tiradores exteriores. En este caso el empleo de las zonas determinará la prevista diferencia de calidad entre los equipos.

Por otra parte, una defensa en presión no es necesariamente una defensa de riesgo cuando es utilizada, por ejemplo, contra un equipo de jugadores grandes y mal manejo del balón. Tampoco puede ser considerado de riesgo el hecho de jugar una defensa en zona cuando el equipo tiene comprobado que defiende mejor que con una individual.

Las características técnicas de los jugadores determinan la adecuación de la estrategia.

 

EL TEMPO DE JUEGO EN LAS ESTRATEGIAS DE RIESGO

Controlar el “tempo” de juego con posesiones largas significa básicamente, jugar un baloncesto lento llegando casi al agotamiento del tiempo de posesión. En el baloncesto NCAA, con 35 segundos de posesión, esta estrategia tiene un magnífico campo de aplicación. Pero también es posible su utilidad en el baloncesto FIBA. Solamente hay que considerar la media del tiempo de posesión que en muchas ocasiones no sobrepasa los 13 segundos para comprender su utilidad. 

Estas estrategias tienen su campo de aplicación cuando los defensores contrarios no realizan una buena defensa, conceden un alto porcentaje de canastas y por ello reducen sensiblemente las opciones de contraataque. Por lo tanto el dominio del “tempo” es consecuencia de una buena defensa, la consiguiente recuperación del balón desde el rebote defensivo y la opción de correr la cancha o jugar sistemas posicionales dependiendo del marcador. 

Uno de los motivos de la existencia de los sistemas en transición, con los que se pretende forzar el ritmo de juego, es debida a que, normalmente, los equipos no realizan tiros rápidos después de recibir una canasta dada la situación poco favorable para el contrataque que se da con el obligado saque de fondo.

La estrategia de riesgo del “tempo” lento de juego, puede ayudar a un equipo de inferior calidad a aumentar sus probabilidades de ganar. Cuando el número de posesiones disminuye se reduce también la diferencia de puntos entre los contendientes y da ocasión para la sorpresa en los últimos minutos de juego.

 

 

 

 

 

 

 

Subir
website counter

Recuerda la dirección de esta web añadiéndola a tu lista de: FAVORITOS

 

 

 

Jugando

En el libro “Basketball” (enero de 1894) el Dr. NAISMITH hizo especial hincapié en el principio de que los jugadores debían “jugar sobre la pelota”.

Esta frase motivó que muchos técnicos justificaran el empleo exclusivo de la defensa de zona.

Posteriormente el 31 de enero de 1939 en NEW YORK WORLD TELEGRAM publicó un artículo en el que el Dr. NAISMITH se oponía a las defensas en zona porque “éstas tienden a demorar un juego ideado para atacar constantemente”.