Entre Canasta y Canasta

Portada Información Web Ultimas Publicaciones Varios Registrarse

Técnica Individual Conceptos Entrenamientos Sistemas de Defensa Ataque Dinámico

Sistemas de Ataque Jugadas Especiales Scouting Opinión Colaboraciones

Juegos Predeportivos Preparación Física ConsultasApuntes de BaloncestoContacto

TECNICA.INDIVIDUAL

 

 

Técnicas de Dribling

 

El bote de balón, junto con el pase y el tiro a canasta, es una de las tres amenazas que todos los jugadores deben dominar bien con ambas manos para poder desarrollar las facetas del juego. La utilización indistinta de ambas manos permite desarrollar los recursos más adecuados en cualquier situación y dirección.

Con el entrenamiento se crean los automatismos motores que permiten coordinar el manejo del balón con los movimientos de los pies, pudiendo recurrir con éxito a la utilización de técnicas variadas.

 

 

ASPECTOS TÉCNICOS


Bota el balón con las dos manos indistintamente: Si botas sólo con la mano fuerte limitarás tu amenaza: un buen defensor puede defenderte fácilmente. Pero si manejas el drible con ambas manos indistintamente te conviertes en una verdadera amenaza. De esta forma el defensor tiene que protegerse del tiro y de las penetraciones por ambos lados. Usa el bote con ambas manos indistintamente para evitar que el defensor sobremarque la mano fuerte. Te permitirá ir en cualquier dirección con el balón protegido del defensor sin limitar tus capacidades. El manejo ambidextro del dribling abrirá tus posibilidades ofensivas.

No mires el balón mientras lo botas: Sólo hay que sentirlo; de esta forma estarás listo para pasar, tirar o penetrar a canasta. Te permitirá concentrarte en el juego, controlando el mayor espacio posible. Cuando se bota el balón el objetivo es desplazarse en alguna dirección. Para ello necesitas ver el campo. Manteniendo la cabeza alta, viendo el piso, puedes ver la defensa y a tus compañeros del equipo, y decidir la siguiente acción. El bote debe ser natural y automático, sin mirar el balón, para que el jugador pueda concentrarse en otras facetas del juego.

Bota con las yemas de los dedos: Tirar a canasta, pasar y botar el balón se juega con las yemas de los dedos. Controla el balón con las yemas de los dedos pues es donde tienes más sensibilidad. Mantén los dedos separados, relajados pero firmes. El contacto con los dedos garantiza la aceleración y el control. Las necesidades en el manejo del balón te obligarán a modificar constantemente los ángulos del bote. La mano impulsora deberá adaptarse al balón para manejarlo a conveniencia en los ángulos más adecuados.  Utiliza la mano más alejada del defensor, generalmente, para conseguir la mejor protección.

Control del balón: Los jugadores deben saber sus limitaciones y driblar el balón de forma controlada. Los buenos dominadores del bote han practicado innumerables horas para poder aplicar técnicas complejas con el máximo control. Significa de debes utilizar el dribling de forma segura. Muévete tan rápido como puedas pero nunca más rápido de lo que te permita el control del balón. “Haz lo que sabes hacer”

Bota el balón con un propósito concreto: El bote debe ser básicamente un medio técnico al servicio del equipo. Evita botar el balón sin sacar ventaja,  sin un objetivo concreto. No comiences a botar el balón o no lo cojas después de botarlo a menos que sepas lo que vas a hacer. Evita los defectos más corrientes:

    • Botar nada más recibir el balón sin un objetivo claro.
    • Botar el balón para tirar a canasta sin ganar espacio.

“Con el pase, el balón se mueve más rápido. Piensa en pasar primero”.

Bota en el momento adecuado. El bote es la destreza postrera, decisiva muchas veces pero consecuente a la puesta en juego en el que el pase es la habilidad principal. Has de tener en cuenta la norma más importante en el manejo del balón: saber cuándo hay que driblar.

Un buen driblador es quien reconoce cuándo es necesario utilizar sus habilidades, y cuándo no debe botar el balón. Además, debes ser un buen pasador o destruirás en trabajo del equipo. Hay diferentes opiniones relacionadas a la utilidad del bote. La regla general es: "No driblar si se puede sacar provecho del pase".

Un bote de  menos: Un bote de más puede hacerte perder la oportunidad de realizar un buen pase o un buen tiro. La acción posterior tendrá éxito si reduces el bote del balón. Recuerda el dicho: “Un bote menos, un pase más.”

Diferentes alturas de bote: La altura del bote está relacionada con la velocidad del desplazamiento, y con la necesidad de protección del balón. Dependiendo de las situaciones utiliza diferentes alturas de bote: 

    • Bote bajo para proteger del balón.
    • Bote alto para velocidad y para amagar el tiro a canasta desde el bote.

Cambia la altura del bote para fabricarte un tiro. Aprende a botar hacia atrás para alejarte del defensor y así realizar o amagar un tiro a canasta, elevando la altura del bote. 

Final del bote: No cojas el balón hasta saber qué hacer con él.

 

A continuación desarrollamos diversas técnicas de bote agrupadas en bloques:

 

Dribling de Protección Dribling de Velocidad
Paradas en Dribling Reversos en Dribling
Cambio de mano por delante Cambio de mano entre las piernas
Fintas de cambio de dirección  

 

 

 

 

 

Subir
website counter

Recuerda la dirección de esta web añadiéndola a tu lista de: FAVORITOS