Mobirise
website templates

Principios Defensivos

En el Baloncesto, la defensa en presión individual por todo el campo fue el primer tipo de defensa utilizado.

Algunos años más tarde los entrenadores de baloncesto, influidos por la mejora de las habilidades técnicas de los jugadores y por las teorías del rendimiento con la posesión del balón, introdujeron las estrategias defensivas en mitad del campo a la espera de la llegada del adversario en ataque.  

Con este retroceso hacia los espacios próximos a la canasta se iniciaron las defensas en posición que en principio estableció las bases para las defensas zonales y posteriormente para la defensa individual. 

El valor idéntico de las canastas desde debajo del aro y de las conseguidas desde la distancia, con mejores porcentajes para aquellas, favoreció aquellos modelos defensivos de ayudas largas y los principios de flotación y cambios preconizados por Boby Knight. 

La posterior introducción de la línea de tres puntos ha revolucionado el juego técnico y estratégico, y ha supuesto un empujón decisivo hacia el espectáculo. 

La mejora de las prestaciones individuales ha devuelto a la actualidad aquellas defensas primitivas de los duelos de pares con ayudas muy puntuales.  

La actual defensa individual, la que ahora se practica, es semejante a la defensa de aquellos tiempos. Por supuesto, los condicionantes son diferentes pero, entonces como ahora, este tipo de juego requiere gran vitalidad y energía para el reto de vencer la oposición.  

En principio, la combinación de la defensa del espacio y del adversario era el fundamento. En el baloncesto actual este concepto ha evolucionado.  

A través de la defensa agresiva la posesión del balón ha pasado a ser un problema para el equipo adversario. El uso de las manos y de los pies, y también la atenta concentración en el balón siguen siendo de gran importancia, pero la clave del éxito defensivo está en la agresividad, que conlleva el concepto de riesgo.  

Las defensas en posición y de ayudas para congestionar el espacio zonal han dado paso a las estrategias de riesgo y con ellas la evolución natural hacia rendimientos próximos a la excelencia. 

Poseer una buena defensa reporta muchas ventajas de carácter psicológico y práctico. En los casos en que el ataque no consigue actuar eficientemente, una buena defensa le proporciona el tiempo necesario para su reorganización.  

Los equipos que poseen una fuerte defensa son muy respetados por los adversarios. Todos los jugadores habilidosos, ya sea tirando a canasta, driblando, etc. temen enfrentarse con una defensa capaz de anular su especial habilidad. 

El entrenador que ha dado a su equipo una sólida preparación en principios y tácticas defensivas puede afrontar confiadamente la competición y estar seguro de que su equipo podrá dominar la situación aunque se le oponga un adversario con mayor capacidad de ataque. 

El momento más oportuno para hacer comprender al equipo la importancia de la defensa es la primera práctica o los primeros entrenamientos. Es necesario dejar bien sentado, desde el comienzo, que el entrenador es partidario de un buen juego defensivo.  

Además, es mucho más fácil enseñar los principios de ataque después que el equipo domine totalmente las técnicas defensivas, que invirtiendo el orden del aprendizaje. Por estos motivos, en las primeras prácticas debe prestarse especial atención a los fundamentos de la defensa. 

En las primeras sesiones de la temporada es una buena fórmula introducir los sistemas de juego ofensivo sin defensa, al tiempo que se instruye la defensa con ejercicios competitivos exigentes.  

Es decir, se aconseja que el entrenador, en la medida que conoce las posibilidades de los jugadores como grupo, introduzca los sistemas para que los jugadores vayan conociendo diversas situaciones ofensivas mientras los jugadores se ejercitan en un trabajo defensivo de alta exigencia.  

El énfasis de la planificación diaria en este período estará en la defensa, pero sin olvidar las otras fases de juego. El objetivo es que el grupo entrene lo antes posible situaciones de oposición real mediante el método sintético para pasar después a las partes y los detalles técnicos. 

Defender es sinónimo de esfuerzo y sacrificio en el trabajo diario. Cuando se juega la defensa individual cada jugador debe tratar de impedir que su contrario reciba, pase o enceste el balón y, además debe seguirle tan de cerca en sus desplazamientos ofensivos que aquél no pueda lograr una buena posición de tiro.  

Una de las tareas importantes que deberá efectuar el entrenador es enseñar a los jugadores a ser agresivos defensivamente para evitar cortes o negar bloqueos, sin rehuir el contacto, la mejora del uso de los brazos y las manos, el movimiento de los pies, la lateralidad sobre el jugador-balón, etc. y la capacidad de rotar defensivamente, ayudar y recuperar y cambiar.  

En la defensa individual la tarea esencial consiste en oponerse a un adversario. A cada jugador defensivo se le asigna un jugador a quien debe marcar durante el partido. La velocidad, la habilidad y la inteligencia deben equipararse.  

Esta asignación, enfrentando a cada jugador con un adversario de características semejantes, es muy importante para la eficacia de esta defensa. Ello exige obtener una información previa sobre los valores de los rivales. Todos los jugadores deben estar informados de sus obligaciones defensivas. Despertar en cada jugador el orgullo de su eficiencia no es, por cierto, un aspecto secundario de la psicología defensiva. 

La defensa individual requiere experiencia y perfecta comprensión de los fundamentos defensivos. Es necesario, por tanto, una considerable concentración mental. Este tipo de defensa abre la oportunidad al adversario para utilizar cortes, bloqueos y otras tácticas ofensivas que le darán ventajas si el equipo defensor no domina totalmente los conceptos de las ayudas y las recuperaciones, y de los cambios de asignación. 

La importancia que el entrenador confiere al juego defensivo influye decididamente sobre los jugadores. La elección de la defensa está determinada en primer término por las posibilidades de los jugadores pero, además, por la idea que el entrenador tenga sobre este aspecto del juego. 


Aspectos psicológicos de la defensa en el baloncesto

El entrenador debe enfocar la defensa individual y de equipo desde los puntos de vista psicológico y práctico.  

Enfocar la defensa desde el punto de vista psicológico quiere decir que es preciso tener especialmente en cuenta el aspecto psíquico de los jugadores, considerados individual y colectivamente.  

Para que una defensa pueda ser enseñada con éxito, el entrenador tiene que despertar en los jugadores y en el equipo en su conjunto, un sentimiento de orgullo por su eficiencia defensiva. Es preciso desarrollar en cada jugador la decisión de marcar tan ceñidamente a su oponente que le haga imposible encestar.  

Desde el punto de vista del equipo, cada jugador debe tener conciencia de que su obligación no consiste únicamente en mantener a su contrario alejado de toda posibilidad de encestar, sino que además debe apoyar a sus compañeros cada vez que se sea necesario.  

Cuando se logre despertar en el conjunto una adecuada actitud defensiva cada jugador se mantendrá alerta, agresivo y decidido a aceptar no solamente la responsabilidad de la defensa de su par, sino además a apoyar a sus compañeros.  

La concepción del juego que posea el jugador determinará la medida de su concentración en la tarea defensiva. La defensa individual implica un duelo personal entre dos jugadores en el que uno de los dos logrará dominar a su adversario. La agresividad del defensor logra, frecuentemente, que el atacante pase o tire a canasta de forma apresurada.  

La capacidad para prever las situaciones de juego es otro aspecto importante en el enfoque psicológico de la tarea defensiva. Saber si se efectuará o no el pase, cuándo, a quién y en qué situación, constituye parte de las condiciones intuitivas que debe desarrollar un buen defensor.  

Toda aplicación de una defensa de equipo depende de la combinación de las diferentes capacidades individuales y serán precisamente las condiciones psíquicas las que permitirán diferenciar un equipo fuerte de uno débil, desde el punto de vista defensivo.  

Un equipo es fuerte cuando posee agresividad mental y confianza en su juego. Se distinguirá como un conjunto orgulloso de su habilidad para oponerse a cualquier ataque por la velocidad para establecer el equilibrio defensivo, la seguridad en los movimientos, la destreza para desplazarse, ayudar, recuperar y cambiar y en general por el esfuerzo y el trabajo en equipo.  


Enfrentar jugadores de cualidades equivalentes

Para una correcta asignación de los jugadores, el entrenador debe utilizar las informaciones que previamente ha obtenido sobre los valores y cualidades de los adversarios y enfrentar a cada jugador con un jugador de posibilidades equivalentes a las suyas, contraponiendo altura contra altura, velocidad contra velocidad y al más diestro de los defensores contra el mejor encestador del equipo rival.  

Cuando se destina al mejor jugador de la defensa para marcar al mejor encestador de los oponentes, es prudente que en el momento de impartirle instrucciones no se señale especialmente que debe tratar de anular a un jugador de sobresalientes dotes como encestador, driblador o pasador sino más bien se debe tratar de destacar que él es jugador indicado para marcar a esa estrella porque su inteligencia y capacidad son superiores.  

Este procedimiento es mucho más efectivo desde el punto de vista psicológico.  


Hablar durante el juego

La habilidad de los jugadores para hacer indicaciones a sus compañeros con el propósito de eludir bloqueos, recabar ayudas, etc. constituye un importante factor de éxito de la defensa de equipo.  

La palabra es un recurso muy importante desde el punto de vista de la moral del conjunto. Un equipo eficaz habla constantemente, estimulando a la defensa y señalándose mutuamente los descuidos defensivos.  

La comunicación defensiva es un factor clave en el baloncesto.  


Cómo jugar contra el jugador más decisivo del equipo adversario

Prácticamente todos los equipos poseen un encestador destacado con quien cuentan para lograr un cierto número de canastas en cada partido.  

Hay que prestar especial atención a ese jugador puesto que si se consigue anularle, existen muchas posibilidades de quebrar el juego ofensivo del equipo adversario.  

Es pues de suma utilidad conocer antes del partido sus métodos de ataque para planear de antemano la forma de contrarrestar sus acciones.  

También es frecuente encontrar equipos que poseen un jugador fuerte y orgulloso de su habilidad defensiva. El duelo entre este jugador y el tirador puede resultar interesante. 

La acción ofensiva de este tirador puede obstaculizarse obligándole a cumplir una dura tarea defensiva. Se suele asignar al buen tirador la responsabilidad de marcar a un jugador débil en el ataque adversario. Este jugador puede ser instruido para que se corte en toda oportunidad que se le presente con el objeto de fatigar a su oponente y también para forzarle a hacer faltas jugando cerca del aro o con penetraciones desde el perímetro. 

Las Defensas Mixtas 

Las mixtas en el baloncesto son aquellas en las que unos jugadores, generalmente uno o dos, realizan la defensa individual de sus pares y el resto en zona, prestos a la ayuda, combinando los dos tipos de defensa.  

Estas defensas se utilizan para defender individualmente a jugadores anotadores determinantes o a importantes distribuidores de juego. Su objetivo es evitar que estos jugadores puedan recibir el balón en buenas condiciones para lo que es fundamental el trabajo de los jugadores encargados de la defensa individual. 

Este tipo de defensas no deberían plantearse si el equipo adversario está bien compensado en todos sus puestos. 

La defensa mixta, al no ser una defensa habitual, provoca sorpresa y el adversario no suele tener nada preparado para atacarla. Además permite el emparejamiento de un defensor alto con un tirador o el de un defensor pequeño y rápido con un atacante más alto.

Cuando la variante elegida reduce del número de defensores posicionados en zona, éstos se ven obligados a realizar un mayor esfuerzo ya que se amplían los espacios a cubrir.

Clasificación :

. DEFENSA INTERIOR: Defensa de jugadores interiores.

. DEFENSA EXTERIOR: Defensa de jugadores exteriores.

.DEFENSA COMBINADA: Defensa de jugador interior y exterior.

. DEFENSA CON CAMBIOS: Con cambios automáticos de los defensores en zona si el jugador que está.bajo defensa individual recibe.bloqueos.

. DEFENSA ALTERNATIVA: De mixta a zona normal, de zona normal a mixta.

Las Defensas en Presión 

Normas para el Trap 2x1

Las presiones son defensas de acción no de reacción. Su ventaja estriba en que no da tiempo a pensar al adversario. Una buena presión puede desorganizar al mejor equipo, al forzarle a realizar malos pases, violaciones al reglamento o tiros precipitados y, al mismo tiempo, proporcionar canastas al que la pone en práctica.  

Se inician desde variadas posiciones de partida, con los defensores tan alejados de los atacantes como puedan, sin descubrir un posible pase largo. 

Su objetivo es frenar al jugador con balón y obstaculizar su pase por medio de dos defensores. Esta situación 2x1 es una de las más efectivas del baloncesto y se efectúa en los laterales de la pista de juego, a diferentes alturas. 

Los entrenadores usan la presión para contrarrestar la efectividad que el equipo adversario tiene si se le concede tiempo para fijar las bases de la organización de su juego de ataque y cuando: 

. Se necesita sorprender. 

. Se va retrasado en el tanteo. 

. El equipo adversario es lento, con mala condición física, inexperto o con mal manejo del balón. 

. El equipo adversario cuenta con jugadores interiores de gran estatura. 

. El equipo adversario tiene una "estrella", para que el balón no sea "manejado" solo por este jugador y se distribuya por el resto de los jugadores. 

Las defensas en presión tienen un aspecto formativo notable al exigir dedicación, deseo, profundo sentido de la responsabilidad y de la cooperación. Su empleo dependerá del nivel técnico de los jugadores y de los objetivos propuestos. 


Normas para el Trap 2x1

. No hacer faltas. Si el contrario entra en " bonus " se termina la presión. 

El uso de las manos es fundamental en las defensas presionantes y no siempre se les presta la atención debida. Siempre con las manos arriba, sin atacar con la mano al balón. 

Ejercer mucha presión sobre el driblador.  

. Situar los pies interiores de los defensores en contacto, para que el atacante no pueda meterse por el medio. 

Si el atacante sale del trap, es muy importante que los dos defensores persigan el balón uno por cada lado, intentando robar el balón con la mano interior. 

Cuando se realiza 2x1 sobre el atacante que dribla en carrera por la banda, el resto de jugadores rota a posiciones intermedias cubriendo los espacios.

TRAP EN EL POSTE BAJO

Situación real de juego (video). Análisis y Soluciones

ANALISIS

A) El corte seleccionado es digno de ser mostrado en Clinics y Charlas Técnicas.

La oportunidad en tiempo y espacio del Trap de N´Dong en el Poste Bajo, y las ayudas de los jugadores exteriores, son una muestra perfecta de cómo aplicar este concepto defensivo, no siempre bien entendido, ante la debilidad de Welsch en defensa de Bajramovic.  

B) Por el contrario, el desplazamiento de Batista favoreciendo el Trap abre dudas sobre la adecuación a los conceptos ofensivos de primer nivel en el baloncesto moderno de este equipo Lituano. 

C) En la secuencia seleccionada, se ve la oportunidad del Trap aplicado por N´Dong que espera el momento en que Bajramovic bota el balón. Ese es el momento en que el mecanismo del Trap se pone en acción: Welsch negando el interior de la cancha y obligando al atacante a girar hacia el fondo, y N´Dong abalanzándose por el fondo de la cancha para cerrar en 2x1 cualquier acción ofensiva.  

D) Las ayudas de los jugadores exteriores, en particular Berni Rodríguez complementa perfectamente la maniobra defensiva. 


SOLUCIONES PRACTICAS  

El "Trap" es una defensa 2x1 sobre el jugador con balón.  

El objetivo del Trap sobre el Pivot que recibe el balón de espaldas a la canasta, en posición de Poste Bajo, es hacerle desistir de jugar el balón y limitar su capacidad anotadora.  

Los equipos aplican diferentes fórmulas de Trap al Poste Bajo. De entre ellas destaca el producido con la colaboración de un jugador interior. En el baloncesto actual no es fácil ver a los dos jugadores interiores en posiciones de Poste Bajo, situación que permite realizar un 2x1 óptimo.  

Por el contrario, en el baloncesto moderno la posición escalonada de los Pivots en Alto-Bajo dificulta este concepto defensivo entre los jugadores interiores a la par que abre otras opciones ofensivas.  

En este estudio presentamos además otros modelos de Trap al Poste Bajo con intervención de un jugador exterior.  

Hacemos notar que esta fórmula es poco recomendable en niveles de elite – ACB y LEB ORO - y más rentable en categorías inferiores y por descontado en las de formación.  

Las obligadas ayudas y rotaciones en los Traps al Poste Bajo con la colaboración de los jugadores exteriores – rotaciones que no se producen cuando interviene en el Trap un jugador interior- permiten tiros cómodos desde 6,25.  

Basta con hacer un repaso de los porcentajes en los tiros de dos y de tres para comprobar la bondad de la recomendación.

Defensa "Saltar y Cambiar" combinada

La defensa “Saltar y Cambiar” es una defensa de “acción” no de “reacción”.

Es una defensa presionante que puede complementarse combinándola con la individual de contención y los “traps” 2x1.  

Es una defensa individual pero cada jugador, si bien es responsable de su rival, está preparado para ayudar a los compañeros. 

La defensa “Saltar y Cambiar” se basa en la sorpresa que supone que el defensor de un jugador sin balón abandone la defensa del atacante encomendado para “saltar” (abalanzarse) sobre el driblador.  

Como todas las presiones, la ventaja de ésta defensa es que no le da tiempo a pensar al adversario.  

Es una defensa efectiva cuando se desarrolla en los laterales de la cancha.  

Su primer objetivo es tratar de frenar el avance y provocar la pérdida del balón por malos pases. Para ello el defensor del balón obliga al atacante a desplazarse en un lateral de la cancha.  

Se pueden aplicar tres tipos de presión:  

. Presión individual. Frenado el driblador, cada jugador defiende fuerte a su par, intentando que no pueda pasarse el balón o recuperarlo por un mal pase. Esta defensa se puede realizar en toda la cancha como alternativa, o mejor en ½ cancha como defensa de contención.

. “Saltar y Cambiar”. Un defensor próximo sorprende al atacante con balón, abalanzándose sobre él, para forzarle a pasar el balón en malas condiciones. Se producen cambios en las asignaciones. El objetivo es conseguir alguna de las tres acciones siguientes:

----Robar el balón.

----Parar el dribling, haciendo que el driblador coja el balón y en ese momento todo el equipo apriete mucho la defensa para forzar un mal pase, o que los atacantes cometan un error.

----Forzar una personal de ataque del driblador al posicionarse un defensor en su camino cogiendo la posición antes que él.

. “Trap 2x1”. El objetivo es encerrar 2x1 mientras el resto de los defensores aplican presiones sobre los atacantes próximos al balón.


SALTAR Y CAMBIAR: Conceptos defensivos


TRAP 2 X 1

DEFENSA COMBINADA: "Saltar y Cambiar" con Trap 2 x 1

Un salto de calidad en esta defensa es mezclar la defensa “Saltar y Cambiar” y la de “Trap 2x1” dependiendo de la distribución de los jugadores adversarios y de la situación que se genera desde la presión al jugador con el balón. 

La posibilidad de realizar defensas presionantes sin limitaciones, incluyendo en la misma defensa todas las variantes posibles de la presión individual, e incluso incorporando las defensas alternativas o las cambiantes, es un salto de calidad que se reserva a jugadores avezados.  

En un nivel primario se sitúa la posibilidad de combinar las defensas “Saltar y Cambiar” y la “Trap 2x1”.  

En ambas defensas el objetivo es el mismo: que el jugador que maneja el balón drible por los laterales del campo. Este concepto defensivo permite aplicar ambas defensas como una sola.  

La defensa “Saltar y Cambiar” es una defensa individual que se puede hacer en medio campo o en todo el campo, siendo ésta la más aconsejable en la primera etapa de formación base. Cuando se aplica en toda la cancha es tremendamente formativa.  

Efectuada en toda la cancha es una defensa de riesgo relativo al efectuarse lejos del aro, pero su principal virtud se basa en la solución de los problemas planteados y la necesidad de lectura del juego y la toma de decisiones.  

“Saltar y Cambiar” se puede defender en ½ cancha. Al ser las distancias más cortas el cambio se produce más fácilmente, aunque la proximidad de la canasta produce un plus de peligrosidad que no existe en la practicada lejos de la canasta. 

Esta defensa es un medio magnífico de enseñanza en las categorías en formación. Su empleo dependerá del nivel de los jugadores y de los objetivos propuestos.  

En esta etapa, las defensas en presión sirven para desarrollar conceptos defensivos y como acondicionamiento físico aunque en la segunda etapa de la formación deberían hacerse compatibles con defensas en media cancha para desarrollar otras fases del juego que no son posibles de aplicar solamente con las presiones.  

En el entrenamiento de las etapas de formación genérica y genérico-específica se necesitan planteamientos con objetivos a largo plazo, no obstante con esta defensa los resultados pueden ser inmediatos.  

Obligando a arriesgar a los jugadores jóvenes se comprueba que de forma automática aplican ayudas, recuperaciones de posición y cambios de asignación. 


OBJETIVOS

Acelerar el ritmo de juego. 

Provocar errores técnicos y pérdidas de balón. 

Entorpecer la adaptación organizada del equipo adversario a las posiciones de ataque. 

Que el balón se distribuya por todos los jugadores y no solo por la “estrella” del equipo. 

. Evitar la efectividad de los bloqueos. 


NORMAS GENERALES

Se empieza cuando el adversario bota el balón. 

Los jugadores defienden tan alejados de sus oponentes hacia el balón como puedan, sin descubrir un posible pase. 

El número de saltos depende de los defensores participantes en los saltos, normalmente dos o tres. 

Se efectúa cuando el adversario dribla por los lados, no por el centro; en este caso se trata de frenar el avance y se reinicia la defensa. Solo intervienen los jugadores que se encuentran en la periferia del campo. 

No siempre es necesario culminar el “Saltar y Cambiar”. Se pueden usar fintas defensivas, volviendo al par original, una vez que se ha dado tiempo al compañero para que recupere su defensa. 

. Como todas las presiones, la ventaja está en que no da tiempo a pensar al adversario. 

El uso de las manos es fundamental en las defensas presionantes. No siempre se les presta la atención debida. 

. El jugador que defiende al portador del balón, cambia su hombre con el que saltó, o coge al que quede libre por una serie de relevos múltiples que se producen en el momento del cambio. Este defensor, debe “leer” o “adivinar” al hombre que quede libre en el momento del cambio y tiene que defenderle. 

Debe evitarse el “salto” del defensor de algún atacante situado en el interior de la cancha puesto que si el balón es pasado al centro se tendrán bastantes posibilidades de romper la defensa.  


REGLAS

El defensor que “salta” sobre el driblador debe hacerlo en la línea de pase del hombre que abandona. 

. Cada jugador debe saber a la distancia que puede “saltar” sobre el driblador para que el cambio se haga perfectamente. Si el jugador que salta no es rápido, la distancia debe ser corta. 

. El defensor del driblador debe forzarle hacia la banda.  

. El hombre que va a saltar puede avisar al que está detrás para que haga el relevo. 

. Gritar “cambio” en el momento de hacerlo. 


USO DE LAS MANOS

El uso de las manos es fundamental en las defensas presionantes. No siempre se le presta la atención debida.  

La mano contraria al desplazamiento tiene que estar en disposición de robar el balón, ante un cambio de mano por delante del atacante. Esta presión al cambio de mano por delante debe obligar al adversario al cambio en reverso, momento adecuado para efectuar el “salto” del compañero defensor.  

Si el defensor es superado deberá correr a recuperar la posición para obligarle a cambiar el drible en reverso. 


DESVENTAJAS DE “SALTAR Y CAMBIAR”

Puede producir desventaja defensiva. 

. Puede desguarnecer la defensa del rebote defensivo. 

Pueden equivocarse criterios de mantenimiento de la posición y constancia en el tiempo defensivo por posesión.  


DEFENSA AL ATACANTE QUE PUEDE BOTAR

Un pie adelantado. 

. Peso del cuerpo en el pie adelantado. 

Distancia 60-90 cm. 

Piernas flexionadas. 

. La defensa debe tener la iniciativa. 

Forzar a los laterales. 

. No permitir pases horizontales. 


DEFENSA AL DRIBLADOR

. Pies a la misma altura. No se deja pasillo al driblador. 

Piernas flexionadas. 

Forzar a los laterales. 

Si el driblador sobrepasa al defensor éste correrá en paralelo hasta recuperar la posición e interceptar su camino. 


EL ATACANTE HA BOTADO

Presionar encima con manos altas. 


DEFENSA AL JUGADOR SIN BALÓN

Presionar a los receptores. 

. Posición de pies abiertos en dirección al balón y al atacante directo. 

Los jugadores defienden tan próximos al balón y alejados de sus oponentes, como puedan sin descubrir un posible pase largo. Es un problema espacial (relación: balón-adversario directo) 


“SALTO”

. La distancia para saltar será de 5 pasos aprox. dependiendo de la velocidad del ejecutante. 

Pueden producirse hasta un máximo de tres saltos, es decir con intervención de cuatro jugadores. El más próximo a la canasta será el defensor de seguridad. 

La oportunidad del “salto” empieza cuando el adversario bota el balón. La defensa es individual. Para tener a los atacantes defendidos inmediatamente después de producirse la pérdida del balón es conveniente tener en asignación defensiva al mismo par al que ataca. 

No siempre es necesario “saltar”. Se pueden usar fintas defensivas, volviendo al hombre original una vez se ha dado tiempo al compañero para que recupere a su par

© Copyright 2020 Entrecanastaycanasta.com