Mobirise
bootstrap html templates

El Juego en Continuidad

I  EL CONTRATAQUE


1.1 - CARACTERISTICAS

El contraataque en el Baloncesto es una acción ofensiva para llevar el balón con la máxima rapidez y eficacia hacia la canasta contraria con el propósito de obtener ventaja sorprendiendo al equipo adversario durante su ajuste defensivo. 

El contraataque está generalmente reconocido como el estilo de juego más atractivo, tanto para los jugadores como para los espectadores. El baloncesto es esencialmente un juego de acción dinámica, y el contraataque proporciona este juego así como canastas fáciles.  

Es, junto al juego interior y las penetraciones, el que produce el mejor rendimiento a la posesión del balón, constituyendo una de las armas más devastadoras del baloncesto. Así mismo facilita las ocasiones de encestar más rápidas y fáciles, y es particularmente eficaz para combatir la superior talla física de los adversarios y determinadas carencias propias. 

Un buen contraataque produce un complejo psicológico sobre el atacante adversario obligándole a pensar siempre en su defensa, lo que a menudo ayuda a disminuir su potencia ofensiva. La dificultad estriba en resolverlo con una ejecución correcta.  

Mal ejecutado, no solamente fracasará sino que se volverá a menudo en contra del equipo que lo practica como ocurre en aquellos que no hacen más que correr y correr, perdiendo la posesión del balón, bien por un mal pase o por infracciones.  

El principio del contraataque consiste en conseguir que el ataque sea superior en número de jugadores a la defensa y se produzcan, en consecuencia, situaciones de ventaja de 4x3, 3x2 o 2x1.  

Para conseguir ventaja es evidente que la velocidad en la reacción y en el desplazamiento son esenciales, a la vez que la organización y la destreza en los fundamentos. Pero si no se consigue la superioridad numérica, la subida rápida del balón también es útil para intentar la canasta cuando la defensa es más débil: antes de que el adversario se organice.  

La organización defensiva, que va desde la defensa de zona a la defensa individual pasando por variantes con mezcla de ambas defensas, tiene dificultades frente al contraataque. 

Cuando se realiza un contraataque, se pueden crear las siguientes situaciones de ventaja: 

Ventaja numérica en situaciones de 2x1, 3x2 etc. 

Ventaja de espacios en situaciones de 1x1, 2x2, 3x3. Al reducirse momentáneamente el número de jugadores los espacios se amplían y dan ventaja al equipo atacante. 

Desorganización defensiva. En el momento del cambio a la fase defensiva los jugadores no tienen la organización y las ayudas que pueden desarrollar posteriormente. La adaptación lenta y poco rigurosa a la fase defensiva es una ventaja que el equipo en posesión del balón puede aprovechar para penetrar a canasta, el juego interior, triangular con un jugador interior, etc. 

Para poder realizar buenos contraataques se necesita: 

Una buena defensa que provoque un mal porcentaje de encestes del adversario y consecuentemente se produzca un mayor número de rebotes.  

Un rebote defensivo sólido que permita un primer pase inmediato.  

Contar con un base rápido e inteligente que lidere al grupo, canalice las instrucciones del entrenador y discipline al resto del grupo para poner en marcha los mecanismos trabajados en los entrenamientos.  

Una buena organización y distribución de roles.  

. El “tempo” de juego del equipo contrario, ya que cuanto más agote su tiempo de posesión, más difícil será el cambio a la fase de contraataque del equipo defensor. 

Las capacidades propias para desarrollar un buen contraataque. Capacidades físicas y técnicas. El éxito de este sistema de juego rápido no se logra sólo con desearlo sino que requiere como condición principal la preparación constante de las aptitudes físicas, la destreza en las aplicaciones técnicas y el dominio de las situaciones de juego siempre cambiantes.  

La oportunidad del contraataque se producirá no solamente sobre la base de factores objetivos, sino también dependiendo de la iniciativa subjetiva de cada jugador. La clave consiste en la coincidencia entre lo subjetivo y lo objetivo, es decir, el resultado de la coincidencia de la observación, juicio y decisión de los jugadores atacantes con la situación y disposición reales de los contrarios. Por ello es fundamental que los jugadores lean el juego y tomen decisiones rápidas. 

Una de las características del contraataque es que ni parte de situaciones organizadas ni se enfrenta a defensas establecidas.  

Sin embargo, no es un juego desorganizado y se necesitan horas de entrenamiento para adquirir la destreza en los fundamentos que se ponen en práctica así como para determinar y organizar normas y espacios. 

VENTAJAS 

Se consiguen canastas fáciles. 

Gusta al jugador y al público. 

Se ocultan defectos técnicos, más aparentes jugando sistemas posicionales. 

Se hace valer la fuerza sobre la técnica. 

Acelera el ritmo del juego y hace que el adversario juegue con precauciones. 

Enseña a los jugadores a estar siempre alerta y oportunistas. 

Es la consecuencia de una buena defensa y la motiva. 

Es un excelente recurso de enseñanza en el trabajo de equipo. 

Da oportunidades por igual a todos los componentes del equipo y desarrolla la personalidad de los jugadores. 

DESVENTAJAS

Se necesita una buena defensa y el dominio del rebote defensivo. 

Es imprescindible tener un buen base y sacar buenos primeros pases. 

Se precisa de una buena organización de los que corren ocupando las tres calles, y del balance defensivo. 

La rapidez conduce muchas veces a la precipitación y a la desorganización. 

Se producen muchas pérdidas de balón y el tiempo no juega a favor del equipo que va ganando. 

El valor de la posesión del balón es frecuentemente olvidado. 

Puede provocar individualismo en los jugadores con habilidad y olvidar el juego en equipo, 

Puede quebrantar la buena defensa del equipo. 

La descripción del Baloncesto como "espacio y tiempo" encaja perfectamente en la aplicación de este modelo de ataque rápido en el que se precisa de la velocidad de reacción de los jugadores y de la recepción del balón a la carrera, así como de la precisión de los recorridos y de los espacios estratégicos para adecuar la mejor línea de pase.

1.2 - DESARROLLAR LA PACIENCIA

El contraataque produce pérdidas de balón y para analizar su rendimiento hay que restar las pérdidas del balón al porcentaje conseguido. Además es necesario un análisis integral de las sinergias que produce este modelo de juego que implica no sólo a la dinámica del ataque, sino también a la actividad defensiva, sino al placer que supone este tipo de juego fresco y desenfadado y al efecto que produce sobre el adversario.  

El entrenador debe invertir tiempo del entrenamiento en ejercicios para dominar la reacción, las técnicas implicadas, los espacios, y la toma de buenas decisiones, definiendo las responsabilidades y las coordinaciones en el primer pase tras la captura del balón. Debe trabajar los espacios y las reacciones.  

El éxito de un contraataque se produce por la reacción rápida de los jugadores desde la fase defensiva a la de ataque. 

. El contraataque se crea a través del reconocimiento rápido de la situación de los jugadores en la cancha. Los jugadores, mientras defienden, deben mantener la atención para reconocer las situaciones de ventaja en cuanto se recupere el balón. 

Se debe conseguir que el balón progrese lo más rápidamente desde su captura, ya sea en pase o en dribling. 

Todos los jugadores practicarán las habilidades en el manejo del balón: dribling en velocidad, pases en carrera y paradas rápidas para tirar a canasta. 

El contraataque se debe terminar siempre con un tiro de buen porcentaje. 


1.3 - REBOTE DEFENSIVO

La recuperación del balón en el rebote defensivo es el primer objetivo de los defensores. La mayoría de las veces el contraataque comienza en el rebote y su éxito depende de la rapidez de reacción inmediata a la recuperación del balón.  

Los jugadores interiores tienen la responsabilidad de capturar los rechaces, recibiendo instrucciones explícitas, y de asumir que tienen la mejor posición y la ventaja para llegar al balón antes que su par. Deberán tener bien desarrolladas la técnica y el deseo de oponerse agresivamente en la lucha por el espacio además de la oportunidad en el salto.  

Bloqueo del rebote manteniendo al atacante lejos de la canasta es el punto determinante. 

En cuanto se produce el tiro a la canasta, cada defensor irá a buscar a su oponente directo. El contacto lo establece el defensor abortando las iniciativas del atacante, no el revés. La recuperación del balón después del rechace es una de las fases del juego más importantes. Este concepto se basa en los siguientes fundamentos: 

. Sentido del rechace del balón.  

La posición. 

La mentalidad. El reboteador deberá pensar que ningún tiro se va a convertir y que sólo él irá al rebote. 

La sincronización del salto con la trayectoria de la caída del balón, “timing”. Combinación del sentido para la medición del tiempo de caída del rechace del balón y del reconocimiento de las capacidades atléticas.

Mobirise
Mobirise
Mobirise

Para participar con éxito en el rebote defensivo, el reboteador deberá percatarse de su posición en la cancha, de la posición del balón y de la distancia y la reacción del atacante directo, teniendo en cuenta que cuanto más lejos se produce el tiro, más lejos irá el rechace. 

Si el defensor está en posición de ayuda, alejado de su par, deberá reducir la distancia respecto del atacante. 

En el aspecto técnico los reboteadores necesitan desarrollar los puntos siguientes: 

Contactar la espalda con el atacante, lo más alejado del tablero. Mantener el bloqueo durante unos instantes con los codos elevados. El giro se puede producir con un primer paso hacia delante o hacia atrás evitando perder el “control visual” del balón.  

Ir al balón. Saber las posibilidades de coger el balón y reaccionar. Desde el momento del giro, los brazos del defensor permanecen altos con los codos abiertos para abarcar el mayor espacio posible para evitar problemas en el salto. 

Oportunidad en el salto. Medir bien el salto para capturar el balón lo más arriba posible. 

Bajar el balón enérgicamente. Hasta la altura de la cabeza. Proteger el balón con los codos. 

Leer lo antes posible la situación del resto de los compañeros. Uno de los condicionantes importantes para poner en acción el contraataque es la velocidad del primer pase, para lo que es fundamental el conocimiento de la situación de los compañeros del equipo, incluso antes de contactar con el suelo tras el salto.  

La situación ideal sería que el reboteador pasara el balón antes de que tocara con los pies en el suelo, o inmediatamente después de contactar con el suelo sin necesidad de leer posteriormente las opciones de pase y sin ningún paso de apertura para mejorar la línea de pase. Sin embargo estas acciones son demasiado avanzadas para la mayoría de los jugadores en período de formación. 


1.4 - ESPACIOS DE 1º PASE

Después de asegurar el rebote, el jugador debe poner toda su energía en poner rápidamente el balón en juego. 

Dependiendo de las características de los jugadores, el entrenador puede permitir salir en dribling al jugador que captura el balón. La polivalencia de los jugadores permitirá ampliar las opciones.  

Normalmente, una vez que el reboteador tiene el balón deberá de pivotar con el fin de mejorar la línea de pase, con el balón sobre la cabeza, pasando con las dos manos si es una distancia media. El pase sobre la cabeza es el medio más rápido y seguro.

Mobirise
Mobirise
Mobirise

Una vez capturado el balón el reboteador busca pasar rápido el balón, generalmente al jugador Base, hacia un área estratégica.

El pase del balón al Base en el primer pase no es condición imprescindible, no es función exclusiva. Sí lo es la rapidez en sacar el balón al perímetro exterior. No se dice a quién.  

Normalmente, la definición del espacio de recepción favorecerá que sea el Base quien reciba el primer pase. Tampoco es imprescindible que sea el Base quien controle el balón en segundas opciones.

Mobirise

Tampoco es obligatorio el pase tras el rebote de los jugadores exteriores. La salida rápida en dribling del propio reboteador permite la ocupación rápida de las calles. Dependerá de las características de los jugadores, cada vez más polivalentes, para desarrollar estas opciones en las que la velocidad del desplazamiento del balón es el fundamento esencial.

Para desarrollar un buen contraataque los jugadores deben de tener definidos los espacios de recepción del primer pase tras la recuperación del balón. La sistematización del los espacios básicos permitirá organizar rápida y eficazmente el contrataque. 

Mobirise
Mobirise

La recepción del primer pase en una zona central es más rápida que una lateral.

La zona central la dividimos en dos parcelas para la recepción dependiendo del lado del aro en que el balón es recuperado. Dependiendo de la Situación del Juego, el Base debería recibir el balón en las posiciones centrales representadas en los dibujos. 

Mobirise
Mobirise
Mobirise
Mobirise
Mobirise

Muchos entrenadores tienen reticencias sobre esta norma, aduciendo la congestión que suele producirse en las áreas centrales. Este problema es consecuencia de la falta de reacción a la carrera del resto de los jugadores exteriores que, con ella, deberían abrir el campo forzando el balance defensivo o en su defecto recibiendo asistencias de pase largo.

1.5 - JUGADOR BASE

El jugador Base deberá poseer altos niveles de capacidad coordinativa para el cumplimiento de su función. Cuando se produce un tiro a la canasta el jugador Base deberá estar pendiente de diversos aspectos. De entre ellos destacamos: 

La recuperación del balón. El jugador Base participa en la captura del balón de los rechaces largos. Tiene la responsabilidad de recuperar los rebotes largos. Con la recuperación del balón por el Base se reducen los riesgos del primer pase de contraataque.  

Movimiento hacia el balón. Control del espacio de la recuperación del balón para recibirlo en la mejor línea de pase. Cuando el adversario tira a la canasta es normal que su compañero Base participe como primer protector del balance defensivo.  

Esta realidad permite a nuestro jugador Base posicionarse en la mitad longitudinal de la cancha para intentar capturar los rebotes largos, sin preocuparse del bloqueo de su par, y además iniciar la carrera con el mejor ángulo para adecuar la recepción del primer pase de contraataque, dependiendo del lado del rebote.

Mobirise

La aplicación de esta norma está sujeta a la posición que ocupe en el momento del tiro.

. Control visual de todo el campo de juego antes de recibir el balón. Tener controladas las opciones del pase directo o de salida en dribling. Decidirá de inmediato si pasar el balón o botarlo.  

. Recepción del primer pase en carrera hacia la canasta, en el centro de la cancha o en el lateral según la posición del compañero que recupera el balón. Intentará recibir el balón en el espacio exterior de la línea de tiros libres y nunca de espaldas a la canasta. La recepción del balón en la vertical respecto del compañero reboteador es la más recomendable.  

El Base no debería retener el balón excepto si quiere jugar posesiones largas o poner en acción un sistema colectivo posicional. Subirá el balón lo más rápidamente que pueda y lo pasará a algún compañero libre de marca situado en la media cacha ofensiva, o penetrará hacia la canasta. Cuando avanza con la pelota debe tener controladas las posiciones defensivas.  

Con la recepción del balón en carrera frontal hacia la canasta, el jugador Base consigue:  

Controlar la situación del juego. 

Recibir el balón en velocidad y ganar distancia con respecto a la canasta ofensiva. 

Es decir, cubre los dos objetivos determinantes en el baloncesto: el espacio y el tiempo.  

Hay un tercer componente importante: el efecto que produce las asistencias fáciles que puede proporcionar el Base sólo con que sus compañeros reaccionen a la fase ofensiva y corran las calles.  

Después del rebote defensivo o desde el fondo de la cancha, recibe el balón en el espacio exterior de la línea de tiros libres. 

El jugador base no debe recibir el balón de espaldas a la canasta. 

Decidirá de inmediato si pasar el balón o botarlo. Deberá tener controlada la situación en el momento de recibir el balón.  

Subirá el balón lo más rápidamente que pueda, y pasarlo a algún compañero libre situado en la media cacha ofensiva, o penetrar hacia la canasta. Cuando avanza con el balón deberá tener controladas las posiciones defensivas.  

Dominará todas las técnicas de salida en bote, buen 1x1 y excelente manejo del balón.  

Tendrá un amplio bagaje de tiros en penetración, y buen tiro exterior y libre.  

Dominará todo tipo de pases con las dos manos indistintamente Mantendrá el balón en movimiento, inversiones, pase interior y buen uso de fintas. 

Será inteligente y creativo para decidir lo más conveniente para cada situación.  

Tomará la responsabilidad en situaciones decisivas y cuando el tiempo de posesión del balón se agota.

1.6 - SALIDA DEL BASE

El base receptor no estará de espaldas a la canasta contraria. Recibirá el balón, en el espacio fuera de la línea de tiros libres.  

Cuando el base recibe el balón deberá tener controlada la posición de su defensor y la situación y reacción de sus compañeros.

Mobirise
Mobirise

* Salida con bote del balón ligeramente adelantado, pero controlado, con la mano más próxima a la dirección del desplazamiento: la mano izquierda en la situación del dibujo.

* Punto de apoyo en el pie izquierdo.

* Cambio de velocidad con paso del pie derecho.

* Continuación del dribling con la mano derecha o con la mano más conveniente según la dirección del desplazamiento y del posible defensor. 


1.7 - FUNDAMENTOS

Bote en velocidad, de penetración a canasta y recibiendo en carrera 

Botar el balón lo imprescindible  

Cuando el jugador se escapa hacia la canasta contraria deberá independizar el bote del balón de la coordinación con las piernas, de forma que adelantando el balón y librándolo ligeramente del control se alcance la mayor velocidad en la carrera. 

Tiro en penetración a canasta, suspensión y 6,25.  

Proteger el balón en la penetración hacia la canasta 

Para ello se usarán diferentes fórmulas como por ejemplo: 

Elevar el balón encima de la cabeza en el primer paso. 

Llevar el balón detrás del cuerpo para proteger y tomar impulso en la elevación. 

Rodar el balón por detrás del cuerpo 

. Media rodada del balón por detrás del cuerpo para volver el balón por el mismo lado. 

Pasar el balón de un lado al otro por encima de la cabeza perdiendo un paso y lanzando en bandeja.  

 Penetración directa  

El atacante penetrará directamente, en línea recta, hacia la canasta para evitar que el defensor pueda conseguir situarse interfiriendo dicho desplazamiento. 

Bote de penetración  

El balón deberá de esconderse del defensor que trata de realizar un “flick” (robo por detrás) 

Apoyar el tiro en el tablero 

Los tiros en penetración hacia la canasta por su desequilibrio y la rapidez que precisan para su ejecución aconsejan su apoyo en el tablero. Para ello el jugador deberá buscar el ángulo más conveniente para el golpe final de la muñeca en dirección al tablero. 

Traspasar la línea de 6,25  

con relación al posicionamiento defensivo y a la situación tiempo/tanteo, el jugador deberá decidir si lanza a canasta desde 6,25 o penetra hacia ella. La misma decisión tendrá que tomar, y por los mismos motivos, el jugador que corre por el lateral de la cancha.


1.8 - NORMAS Y ESPACIOS

1.8.1 - Responsabilidades individuales  

Cuando el equipo contrario efectúa un tiro nuestros jugadores exteriores, base y escolta, controlarán el balón y a su par asignado. No permitirán que sus atacantes directos vayan libres de marca hacia el aro para rebotear, responsabilizándose de los rebotes largos y de los jugadores que se les ha asignado impidiéndoles que corran libres hacia el aro para rebotear. 

La responsabilidad de los jugadores interiores, los otros tres, es controlar el rebote defensivo sin vacilación. Después de recuperar el balón, el éxito del contraataque dependerá de estos jugadores.  

Difícilmente un buen contraataque será terminado con la intervención exclusiva del base y del escolta. Estos jugadores normalmente estarán defendidos por sus pares que son los máximos responsables del balance defensivo. La labor del entrenador será hacer comprender al 3, 4 y 5 de su imprescindible presencia en los contraataques, y hacerles intervenir constantemente. 

Cuando los jugadores interiores, el 4 ó el 5, cogen el balón del rebote lo mantienen siempre arriba. Nunca botan el balón. Su labor es la de efectuar un pase con el mejor equilibrio. No es necesaria su carrera. Después del pase se adapta al ataque para colaborar en la transición ofensiva si el contraataque no ha tenido efecto. 

Mientras, él es el hombre de seguridad. El jugador interior que no toma el balón en el rebote defensivo deberá correr el contraataque como trailer. Este jugador, sea el 4 ó en su defecto y si es posible el 5, son jugadores importantes para el contraataque y la transición. 

No se deben controlar los impulsos individuales de tal forma que se pierda el concepto fundamental del contraataque cual es la velocidad. Mas bien habrán de marcarse los principios que ayuden a evitar errores, primando el desarrollo de la velocidad como consecuencia de un rebote o un robo de balón, y la explotación de la reacción veloz a la fase ofensiva mediante un pase o de la acción individual del base para alcanzar rápidamente la canasta adversaria.

1.8.2 - Organización


En la cancha defensiva

Mobirise
Mobirise
Mobirise

Fase 1 - 2

El base recibirá el balón en el espacio central de la media cancha defensiva señalado. En lo posible lo recibirá en carrera. Caso de no ser así, en el momento de la recepción, moverá un pie hacia la canasta contraria hacia la que se va a desplazar. En la secuencia se representan dos ejemplos de recepción del balón por parte del base en la media cancha defensiva
Cuando el base 1 está muy presionado, el escolta 2 puede apoyar la salida del primer pase desplazándose a la parte central de la media cancha para recibirlo. Desde esta posición puede conducir el balón en dribling por el pasillo central o bien pasar al base 1 para que conduzca el contraataque. 

Fase 3 - 4

La presión que el defensor 1 verde ejerce sobre el base fuerza a este a desplazarse a un lateral. Al dejar libre la zona central su posición es reemplazada por el escolta 2 quien recibe el primer pase del 5 o del 3. Los movimientos siguientes son iguales a los de la secuencia anterior.
El escolta 2 apoya al base 1, presionado por su defensor, recepcionando el primer pase en el lateral de la media cancha y tomando el pasillo central en dribling mientras el base corre por el pasillo lateral

Fase 4 - 5

La misma situación que en la secuencia anterior salvo que en esta ocasión el escolta opta por pasar al base, situado en el pasillo central, para que conduzca el contraataque en tanto él corre por el pasillo lateral.
Originada la misma situación que en las secuencias anteriores el base 1 se libra de la presión de su defensor desplazándose al pasillo lateral donde recibe el balón del escolta 2. Efectuado el pase el escolta 2 corre por el pasillo central.


En la media cancha 

Fase 1

El base 1 debe analizar rápidamente la situación para decidir lo más conveniente. En la secuencia decide pasar el balón para aprovechar la ventaja de espacios siendo mejor la situación de 1x1 que la de 2x2 que se originaría si avanzase en dribling.

Fase 2

En la secuencia el base 1 opta por pasar al alero suelto 2 para jugar la ventaja numérica 2x1 que es mejor que la 3x2 que se originaría caso de que avanzase en dribling.

Fase 3

En la secuencia el base opta por driblar para aprovechar la ventaja numérica 2x1

Fase 4

El base 1 opta por el dribling a fin de generar una canasta de tres puntos del alero 2 al ayudar su defensor a evitar la penetración a la canasta.

Fase 1

El medio campo ofensivo se divide en tres pasillos, como se indica en la secuencia, con dos carriles para la adaptación de los trailers al ataque. En el pasillo central se desarrolla la carrera del base acompañado por los alas que corren por los pasillos laterales. Estos, a la altura de la línea de tiros libres convergen hacia la canasta. La posición diagonal es preferida en vez de la esquina del campo ya que desde aquí no hay buen porcentaje de tiro, hay mal rebote ofensivo, la penetración no es buena, favorece los traps defensivos y los ángulos de pase y la inversión del balón no son buenos. El jugador del centro recorre el campo hasta pararse a la altura de la línea de tiros libres. El base con penetraciones hacia la canasta puede sacar resultados positivos dependiendo de la ubicación de los defensores y a su propia calidad individual pero en caso de superioridad numérica será más efectivo mantener su posición en la línea de tiro libre. El base es el hombre más importante para el feliz resultado del contraataque decidiendo su resolución: tiro a canasta, penetración a canasta, pasar a un compañero, forzar la penetración para sacar el balón para un tiro de 6,25, etc.

Fase 2

El base debe decantarse por uno de los codos de la zona debiéndose percatar de la posición del compañero en punta para en lo posible atacar en diagonal. Para ello elegirá el codo de la zona del lado contrario al compañero. Desde esta posición el base puede tirar a canasta debiendo botar el balón hasta el momento del tiro, sin dudar entre tirar o pasar. Si tuviese pasillo libre puede penetrar hacia la canasta. En este caso el ala le dobla, hacia la línea de tiros libres, para poder recibir un pase ciego.

Fase 3 - 4 - 5

Después de pasar el balón, el base se desplaza hacia el balón, por la línea de tiros libres, para apoyar su vuelta y evitando cortar hacia la canasta sin el balón.

Si el base se desplaza hacia el codo de la zona próximo al alero en punta, este puede cortar por debajo de la canasta para así atacar en diagonal al defensor

Las terminaciones de contraataque 3x2 mantienen los conceptos explicados en las secuencias anteriores de las terminaciones 2x1. En la secuencia los alas se apoyan en la penetración para recibir un pase ciego.


Trailers

Participación en el contraataque de un jugador interior corriendo delante o detrás del balón

Fase 1

El desplazamiento de un jugador interior que corre delante del balón se efectúa por los carriles centrales. Al llegar bajo el aro, el poste se gira para recibir el balón mientras el base deberá intentar alimentarle dentro de la zona con un buen pase interior. El argumento de esta opción se basa en la posición del defensor del poste, que inicialmente se encontrará defendiendo en posición interior con respecto a su par. Cuando el poste atacante alcanza la posición bajo aro, el defensor 4 azul deberá modificarla para sobremarcar a su par por delante. El defensor tiene dos direcciones de pase a marcar: el posible "pase lob" y el pase directo. Ese punto de cambio defensivo es el que el atacante debe trabajar en autobloqueo para anticipar su posición y tratar de recibir un pase directo desde la posición de base.

Fase 2- 3

Si el base pasa el balón a un lateral, el poste se desplaza hacia la posición de poste bajo del lado del balón para tratar de recibirlo, una de las opciones más rentables junto a la penetración y el tiro desde 6,25.

Los objetivos del trailer cuando corre detrás del balón son: doblar al base por el carril contrario y cortar hacia el poste bajo del lado del balón. En el contraataque 4x3 se hace imprescindible la presencia del poste bajo en el lado del balón para intentar recibirlo como primera opción de juego. Este concepto será también un objetivo prioritario en la transición ofensiva. Cuando el base sube el balón hacia un codo de la zona, el poste se incorpora al ataque por el otro carril pudiendo recibir un pase directo del base y tirar en suspensión, penetrar o bien cargar al rebote para seguir un lanzamiento del base.

Fase 4 - 5 - 6

El poste corta hacia la posición de poste bajo, en el lado del balón, para intentar recibir un pase interior del ala. Cuando el poste realiza este movimiento, el alero alejado del balón sube al codo de la zona reemplazando su posición. El base 1 podrá pasar al poste 4 situado en el codo de la zona o a los alas 2 y 3

Si el poste recibe el balón en posición alta puede tirar a canasta o pasar al ala y cortar hacia la posición de poste bajo del lado del balón

La adaptación veloz de los postes 4 y 5 permite jugar situaciones rápidas de transición con el poste bajo como la que se representa en la secuencia donde el alero 3 triangula con el poste 5 que busca al poste bajo 4. La ocupación de los espacios en el poste alto y bajo del lado del balón permite la posibilidad de cubrir el primer objetivo de la transición: el pase interior directo o por medio de triangulaciones

II  LA TRANSICION


2,1- GENERALIDADES 

El baloncesto es un juego en el que es fundamental la precisión, el ingenio y la coordinación a la máxima velocidad. Es un deporte que no admite dilaciones. Si un jugador de baloncesto efectúa sus movimientos con mayor velocidad, gozará de una notable ventaja.  

Si a nivel técnico la diferencia más importante radica en la rapidez de ejecución, en la velocidad de los movimientos, en el aspecto estratégico los entrenadores deben proveer al equipo de armas que favorezcan la mejora del ritmo de juego relacionando la defensa, el rebote defensivo y la transición ofensiva en un todo: "El Juego en Continuidad".  

El cambio rápido de la fase defensiva a la de ataque es un arma usada de una forma u otra por los equipos de baloncesto. El objetivo es poner rápidamente el balón en media cancha ofensiva por medio de las ventajas que proporciona el contraataque y la transición rápida al sistema posicional.  

Ambas estrategias precisan de unas normas concretas que favorezcan la continuidad en las acciones.  

Esto puede conseguirse tan solo con la apropiada organización de los jugadores, de modo que cada uno de ellos posea una completa perspectiva de toda la situación y pueda realizar la labor encomendada.  

Requiere organizar y concebir pautas de acción que se traduzcan en una continuidad definida del juego, gracias a lo cual el jugador conozca exactamente aquello que debe hacer en determinadas circunstancias. 

El contraataque y la transición ofensiva deben coordinarse para que puedan ser compatibles dentro de las estrategias colectivas del equipo. Para desarrollar con eficacia "El Juego en Continuidad ” es necesario que el contraataque, la transición y el sistema posicional sean compatibles mediante el cumplimiento de unas normas.  

Una de las características más apreciadas de nuestro deporte de la canasta es el juego sin pausa. El baloncesto es esencialmente un juego de acción dinámica y la transición proporciona juego dinámico y canastas fáciles mediante la puesta en acción de diversas opciones de juego organizado.  

En un alto porcentaje de veces el juego en transición se utiliza después de recibir canasta del equipo adversario. Uno de los fines que trata de alcanzar este tipo de juego es actuar antes de que la defensa se organice y conseguir canastas fáciles.  

En el baloncesto es fundamental controlar el ritmo del juego, decidiendo cómo, cuándo y con quién se quiere conseguir canasta.  

La transición se deberá ajustar a los jugadores disponibles. Para construir el sistema de juego el entrenador deberá tener en cuenta en primer lugar las características de los jugadores, conocer sus capacidades físicas y técnicas y aplicar los sistemas idóneos a los recursos de cada jugador.  

En función de estos el entrenador debe clarificar sus objetivos, controlar y decidir qué es lo que desea y qué es lo que sacrifica. Al tratarse, la transición, de un sistema organizado participan todos los jugadores por lo que se precisa de jugadores con capacidades atléticas y de disciplina colectiva.  

En este tipo de juego es fundamental la organización y la disciplina. Cada jugador deberá desarrollar una serie de funciones que se inicia en el primer pase después de la recuperación del balón.  

El equipo dispondrá de un bagaje de opciones con diferentes supuestos tácticos que deberían ser reconocidas por el resto del equipo según la reacción del jugador base después del pase del balón, o según se desplace en dribling, etc.  

Para desarrollar con eficacia este tipo de juego se necesita contar con un jugador base que lea la mejor opción en relación con el tiempo-tanteo.  

La transición tiene cinco partes: 

1,- Posesión del balón. Puesta en juego del mecanismo de ataque desde el rebote o después de canasta. Organizar quién saca el balón desde el fondo de la cancha y quién, cómo y dónde recibe el jugador base el balón. Velocidad en el primer pase de contraataque. Los jugadores deben ser capaces de conseguir el balón y ponerlo en juego rápidamente.  

2.- Contraataque primario. Ocupación de calles. Aperturas diversas con tres jugadores. Llevar el balón por el centro. Traspasar rápidamente la línea de medio campo. 

3.- Contraataque secundario. Adaptación al ataque de los jugadores 4 y 5.  

4.- Juego organizado con variedad de opciones.  

5.- Rebote ofensivo y balance defensivo asegurado.  

A menos que se efectúe un ataque lento y se quiera gastar tiempo, se debería avanzar el balón lo más rápidamente posible, aunque la oportunidad de ventaja numérica no exista.  

El objetivo de esta filosofía de juego es mantener el ritmo de juego constantemente y presionar sobre la defensa en todo momento. 

Si el equipo adversario es lento en su adaptación defensiva, o si uno o más jugadores están girados de espaldas y/o no mantienen relación defensiva con el balón, se produce una buena oportunidad de conseguir una canasta fácil.  

Además, si el balón se avanza rápidamente se obliga a hundir a la defensa y no se permite la posibilidad de organizar defensas de presión o de zonas. 

Es importante que el balón lo traslade el jugador base para que se pueda determinar el “tempo” de juego, para definir una buena terminación del contraataque, para evitar pérdidas de balón y para organizar el ataque estático. 

Por ello el primer pase después de la recuperación del balón en el rebote defensivo deberá llegar a este jugador. La oportunidad se presenta tanto al portador del balón como a los compañeros que secundan la subida rápida. 

Cuando el equipo adversario consigue contener la subida rápida del balón o la defensa se forma, el base llevará el balón lo más arriba y rápido posible, pero deberá permitir que los postes y los alas lleguen a su posición antes de comenzar una jugada. El tiempo puede ser consumido por el jugador base hasta que todos los miembros del equipo alcancen su posición.  

Las transiciones que debe tener un equipo son aquellas que permitan poner en marcha mecanismos rápidos de ataque, tanto si se puede pasar el balón a un ala libre de marcaje, como si no se puede por la presión de su defensor y se ha de recurrir a llevar el balón en bote hasta una posición lateral.  

Por ello deben ser al menos dos las transiciones que un equipo de baloncesto debe tener en su bagaje estratégico, contemplando los dos supuestos mencionados. 

2.2 - OPCIONES

Si el jugador poste tiene condiciones para correr rápido deberá hacerlo por el centro de la cancha, delante o detrás del balón, contra un adversario más lento. Una jugada de esta naturaleza produce oportunidades contra defensas lentas en organizarse. 

Un pase largo al alero que corre la banda aprovechando un descuido o el des-emparejamiento no controlado en el balance defensivo. 

El dribling rápido del base presiona sobre la doble función de su defensor (defensa del par y control del balance defensivo) El avance rápido puede ser efectivo. El cambio de ritmo será más efectivo que el uso uniforme del bote del balón. 

Alcanzar rápidamente la posición de poste bajo del lado del balón puede favorecer un 1x1 contra una defensa lenta en adaptarse. 

El base es el jugador clave en la estrategia de los sistemas de ataque.

No puede haber interrupciones en el juego.

La transición no debe ser señalada como jugada.

La transición debe poder controlar múltiples opciones adaptadas a las características de los jugadores.

Definir con normas la utilización de la transición dependiendo del partido:

. Después de rebote o robo de balón jugamos siempre el contraataque-transición. 

. Después de canasta, dependiendo de la situación tiempo-tanteo. Como norma general jugar siempre en transición

2.3 - JUGADORES POSTES

Cuando recupera el balón en el rebote defensivo deberá tener controlada la situación para efectuar un buen pase exterior.

Después de recibir canasta sacará de fondo lo más rápidamente que pueda.

Corre por uno de los carriles centrales para ocupar la posición de poste bajo o de poste alto. Deberá esforzarse para participar activamente en los contraataques y en la adaptación a las transiciones.

Participación y movilidad constante. Sabrá abrir espacios de pase en el poste bajo, haciéndose fuerte en su posición con eficaces autobloqueos. Tendrá capacidad física y altamente desarrolladas diversas técnicas del juego de espaldas a canasta. Produce bloqueos indirectos sobre los cortes de sus compañeros.

Tendrá habilidad en el manejo de la pelota. Deberá saber proteger el balón, e invertirlo desde el poste bajo.

Sabrá cortar oportunamente hacia el balón desde el lado alejado. Se moverá en coordinación con el ritmo de las jugadas.

Utilizará bloqueos directos y continuaciones hacia canasta.

Tendrá capacidad para tirar con efectividad desde el poste alto o para penetrar desde esta posición. Otra opción es la invertir el balón desde posiciones exteriores.

Debería tener buen porcentaje en los tiros libres.

Deberá moverse adecuadamente contra las defensas en zona y ocupar posiciones en las esquinas de la zona restringida.

2.4 - JUGADOR BASE

Después del rebote defensivo o desde el fondo de la cancha, recibe el balón en el espacio exterior de la línea de tiros libres.

El jugador base no debe recibir el balón de espaldas a la canasta.

Decidirá de inmediato si pasar el balón o botarlo. Deberá tener controlada la situación en el momento de recibir el balón.

Subirá el balón lo más rápidamente que pueda, y pasarlo a algún compañero libre situado en la media cacha ofensiva, o penetrar hacia la canasta. Cuando avanza con la pelota debe tener controladas las posiciones defensivas.

Dominará todas las técnicas de salida en bote, aproximaciones y buen 1x1 de frente y de espaldas, y excelente manejo del balón.

Tendrá un amplio bagaje de tiros en penetración, y buen tiro exterior y libre.

Dominará todo tipo de pases con las dos manos indistintamente. Mantendrá el balón en movimiento, inversiones, pase interior y buen uso de fintas.

Será inteligente y creativo para decidir lo más conveniente para cada situación.

Tomará la responsabilidad en situaciones decisivas y cuando el tiempo de posesión del balón se agota.

Participará como primera solución en el balance defensivo.

2.5 - JUGADORES ALEROS

Deberán rebotear y ocupar una de las calles del contraataque con rapidez.

Corren hasta el fondo de la cancha.

Al recibir la pelota deberán equilibrar el cuerpo simultáneamente.

Trabajan con el pie pivote bueno al recibir el balón.

Mantienen el movimiento rítmico de la pelota. El balón siempre en movimiento.

Tendrán capacidades técnicas y físicas para poder jugar exterior e interiormente.

Serán poseedores de buen tiro exterior y en penetración.

Decidirán la conveniencia de su participación en el rebote ofensivo.

Deberán saber jugar en el poste bajo.

Estarán pendientes de su participación en el balance defensivo.

2.6 - VENTAJAS

Da opción a todos los jugadores.

Mantiene el ritmo de juego sin pausas, obligando al equipo contrario a mantenerse siempre en tensión.

Con este tipo de juego se intenta hacer canasta cuando la defensa aún no se ha adaptado mentalmente y es más débil.

Evita las presiones del equipo adversario.

Se consiguen canastas fáciles rápidamente.

Es espectacular. Gusta al público y a los jugadores.

Puede ser utilizado en cualquier momento.

Proporciona faltas personales.

Aprovecha la lentitud de adaptación defensiva del equipo adversario.

Es la mejor forma de controlar el tiempo de juego.

Desajustes defensivos posicionales.

Desajustes defensivos tácticos.

Superioridad numérica o de espacios.

2.7 - DESVENTAJAS

Se precisa jugar en equipo, ocupando disciplinadamente los puntos esenciales.

Se ha de asegurar la canasta y efectuar buenos tiros. Un mal tiro propicia buenos contraataques adversos.

Se necesita buenas condiciones físicas y técnicas. Se juegan acciones muy rápidas.

No se puede olvidar el contraataque.

Pérdidas de balón.

Tiros precipitados.

Balance defensivo.

2.8 - OBJETIVOS

Conseguir canastas rápidas.

Romper las defensas contrarias.

Hacer 20 o más transiciones por partido.

2.9 - MEDIOS

Conocer las capacidades físicas de los jugadores. El desarrollo básico se adapta a las características de los jugadores.

Aprovechar los recursos técnicos de los jugadores.

Conocer su capacidad de aprendizaje.

2.10 - NORMAS

Primer pase rápido desde rebote o desde el fondo de la cancha tras recibir canasta.

El Base 1 no recibe el balón debajo de la línea de tiros libres. Es el jugador clave en la estrategia de los sistemas de ataque. Debe clasificar la defensa y estar alerta cuando avanza el balón.

Ocupación de calles. Es importante tener siempre un jugador punta que obligue al Base defensor a tener dividida su tarea de balance y al mismo tiempo el control del jugado Base atacante

El balón llega rápido a una posición lateral tras pase o drible. El primer objetivo es jugar con el poste bajo.

La toma de posición rápida del poste bajo del lado del balón, por un jugador interior o por el alero fuerte favorece un 1x1

Tener definidos los sistemas de transición con diferentes supuestos.

Jugar la transición no puede hacer olvidar las posibilidades del contraataque Así, el des-emparejamiento no controlado en el balance defensivo proporciona canastas fáciles o, en su defecto, la puesta en marcha del mecanismo de la transición.

El éxito de las transiciones radica en la puesta rápida de conceptos específicos: pase y corte, combinaciones entre Base y Poste o Base y Alero, puerta atrás, bloqueo ciego, y fundamentalmente el juego interior con el Poste Bajo.

2.11 - ENTRENAMIENTO

La transición ofensiva se desarrolla entre dos fases de juego: la defensa y el ataque. Por tanto se entrena desde la primera, esto es, desde la canasta o rebote defensivo, en toda la cancha, de forma real.

III LA TRANSICION POR CONCEPTOS


3.1 - JUGADOR EN EL POSTE BAJO

Uno de los principios del contraataque consiste en conseguir que el ataque sea superior en número de jugadores a la defensa y resulten, en consecuencia, situaciones de ventaja numérica de 4x3, 3x2 o 2x1.

En el baloncesto actual tales situaciónes apenas se producen y menos que dos jugadores defensivos esperen frontalmente a tres ofensivos como en el famosos ejercicio de "Contraataque de 11". 

Sin embargo, vamos a aprovechar esta hipotética situación de superioridad numérica 3 x 2 en la finalización del contraataque para establecer cual es la disposición más eficaz de los jugadores atacantes. 

A lo largo de las animaciones representadas a continuación veremos que la proximidad de un jugador atacante cerca del aro, obliga a los defensores a dedicarle un jugador, lo que deja al resto de atacantes, en el supuesto de un 3x2, una ventaja de 2x1 en el perímetro. 

Del mismo modo comprobaremos que la colocación del balón en un lado de la cancha será la mejor disposición para hacer llegar el balón al Poste Bajo o posibilitar un tiro desde 6,25.  

En consecuencia, la primera premisa para realizar "El Juego Dinámico" será la ubicación rápida de un jugador en el Poste Bajo. 

CONTRAATAQUE PARA TIRO DESDE 6,25

 En estos esquemas se comprueba como la ocupación de la posición del Poste Bajo es fundamental tanto para las transiciones como para terminar con éxito un contraataque. En el supuesto de un 3x2 deja una ventaja de 2x1 en el perímetro.

OPCIÓN 1 : PASE Tras pase del Base 1 al escolta 2, éste puede tirar desde 6,25 ó asistir al ala 3 en el Poste Bajo 

ó bien el escolta 2 devuelve el pase al base 1 que se ha desmarcado al lado alejado.

CONTRAATAQUE PARA TIRO DESDE 6,25

OPCIÓN 2 : DRIBLING
El base 1 arrastra al ala 3 a posición de Poste Bajo. Desde esta posición puede pasar tanto al jugador 3, en el Poste Bajo, como al escolta 2

OPCIÓN 3 : ARRASTRE A ESQUINA
El Base 1 arrastra al escolta 2 a la esquina, mientras el ala 3 corta hasta la posición de Poste Bajo.

OPCIÓN 4 : CORTE A LA ESQUINA
El base arrastra al ala 3 a posición de Poste Bajo, mientras el escolta 2 corta hasta la esquina del lado del balón

CONTRAATAQUE PARA TIRO DESDE 6,25

OPCIÓN 5, 2 PASILLOS En el supuesto de que los alas corran por el mismo pasillo, el jugador 3 que corre delante continúa su carrera hasta la posición de Poste Bajo.

OPCIÓN 6, 2 PASILLOS En el supuesto del diagrama, el ala 3 será quien llegue a ocupar la posición de Poste Bajo. Las opciones se adoptan en función de las características de los jugadores. Los diagramas están bajo el supuesto de un Escolta tirador desde 6,25 igual que el Base.

3.2 - OPCIONES DEL BASE

En la Transición no hay señales que marquen diferentes jugadas o movimientos. 

Serán los movimientos del director de juego los que darán lugar a las variantes de la transición o “transición por conceptos” que harán que nuestro juego no sea previsible ni reiterativo, enlazando de inmediato, como última opción, con el sistema posicional. 

Para conseguir este enlace entre la fase del contraataque, la transición y el sistema posicional es imprescindible que los conceptos se desarrollen desde la idea del sistema principal, que marque el tipo de transición y esté en relación con el contraataque, y no al revés o de forma aislada.  

Esta idea conforma un todo que hace posible tener buen contraataque, buenas transiciones y buenos sistemas estáticos.

3.3 - COMPATIBILIDAD

Contrariamente a las teorías de algunos entrenadores de elite que mantienen como dos acciones incompatibles el contraataque y la transición, nosotros, con la ubicación de un atacante ocupando la posición del poste bajo en el cambio rápido de la fase del juego, encontramos el nexo de unión entre las dos formas de juego rápido.  

Este jugador en el poste bajo obliga a un defensor a posicionarse decidídamente con él. En este supuesto y con ventaja numérica ofensiva, como hemos dicho anteriormente, los jugadores exteriores tienen espacio para el lanzamiento desde 6,25.  

No habiendo ventaja ofensiva, la recepción en el poste bajo abre todas las opciones interiores y exteriores, penetración, 1x1, inversión del balón, con ventaja sobre un planteamiento lento con juego posicional que favorecería a la defensa. 

Para que se produzca con eficacia este pase al jugador en el poste bajo el balón deberá situarse, bien por medio de un pase o bien por dribling, en un lateral de la cancha.  

Esta acción, que debe ser realizada por el director de juego del equipo, es la segunda premisa para “El Juego en Continuidad”.  

 OPCION DRIBLING

 En esta variante el base dribla a un lado y arrastra a la esquina al ala, en este caso el jugador 2.

Tras el pase del 1 al poste 5, el 2 corta bloqueado por el 4. El poste 5 puede pasar al 4 ó al 2.

El sistema puede continuar de diferentes maneras. En la secuencia el 3 bloquea al 2, y juegan en "triple poste".

OPCION: PASE Y CORTE A ESQUINA

Si el base 1 pasa a un lado y corta hacia esa esquina, puede iniciarse el sistema "Backdoor Trap Offense".
El 5, último jugador alto en incorporarse al ataque, bloquea al 3 en el codo de la zona y mantiene la posición.

La continuación puede ser de varias maneras. Aquí mostramos un 2x2 entre el 5 y el 3, mientras el 4 y el 2 bloquean la salida al exterior del base 1.

OPCION : PASE Y LADO CONTRARIO

En esta última opción el base 1 pasa el balón al escolta 2 y se desplaza al lado contrario, mientras el 5 le reemplaza.

En la continuación el 4 y el 3 forman "stack" para bloquear el corte del 2 después de la inversión del balón al 1. Nada más producirse el corte, el 3 sale en vertical aprovechando el bloqueo del 4 y del 5.

3.4 - DESARROLLO DE CONCEPTOS

Una buena transición reúne una serie de puntos esenciales imprescindibles que obliga a la elección de sistemas posicionales acordes con esos requisitos: 

El base sube el balón. 

El balón debe trasladarse a un lateral de la cancha.  

La posición en el poste bajo deberá ser ocupada lo antes posible 

El paso transición-sistema posicional se pone en acción mediante las opciones que permite la transición por conceptos. 

En consecuencia, el lector concluirá que para desarrollar con eficacia “El Juego en Cotinuidad ” es necesario que el contraataque, la transición y el sistema posicional sean compatibles mediante el cumplimiento de unas normas. 

TRANSICIÓN POR CONCEPTOS

 DRIBLING. INICIO El base 1 pasa el balón al poste 5 que se ha adaptado el último al ataque. El ala 3 corta recibiendo un bloqueo del 4. El poste 5 traslada el balón aL 2 y bloquea aL 1 para favorecer la vuelta del balón.

DRIBLING. CONTINUACION El ala 2 corta la cancha recibiendo bloqueos del 3, 4 y 5. Tiene la opción de rodear el bloqueo del 5 dependiendo de la reacción de su defensor

TRANSICIÓN POR CONCEPTOS

DRIBLING LADO ALERO. INICIO El base dribla hacia el ala 3, con el poste 4 en su lado. El ala 3 corta sobre las posiciones del 4 y del 5 que se incorpora al bloqueo en el poste bajo alejado. El escolta 2 reemplaza al 1 en la posición de base.

DRIBLING LADO ALERO. CONTINUACION Si el ala 3 no puede recibir el balón corta la zona con bloqueos del 1 y del 4. Los jugadores 1 y 3 tienen sus opciones en ambos lados de la cancha.




TRANSICIÓN POR CONCEPTOS

 ESCOLTA El base 1 se ladea en dribling para abrir espacios al ala 2 que es bloqueado por el 5. Después juega carretón sobre las posiciones de los postes 4 y 5, bloqueando al ala 3.

PASE Y CORTE A ESQUINA. INICIO El base 1, después de pasar al jugador 2, corta hacia la esquina. El poste 5 tiene la opción de pasar al cortador 2 y al poste bajo 4.


TRANSICIÓN POR CONCEPTOS

PASE Y CORTE A ESQUINA. TERMINACION Invertido el balón al ala 3, éste puede pasar al escolta 2 o al base 1 que ha recibido un bloqueo vertical del poste 5. La terminación es un carretón del ala 3 con bloqueos del 2 y del 5 en un lado y del 4 en el poste bajo opuesto.

 PASE Y LADO CONTRARIO El poste alto 5, último jugador en adaptarse al ataque, invierte el balón hacia el 1 mientras el ala 3 bloquea al poste bajo 4.

IV TRANSICIONES ADAPTADAS


4.1 - ADAPTACIÓN AL SISTEMA

No todos los sistemas posicionales son compatibles con las transiciones ni cualquier tipo de transición es adecuada como inicio de los sistemas ofensivos en equipo. 

Como ejemplo supongamos que utilizamos un ataque en posición 1-4.  

Iniciarlo, desde esta posición de poste bajo y balón en un ala, nos supondría parar el juego para llevar el balón al base y subir al poste bajo a la posición de alto. Esto es contrario a la teoría “de continuidad” o de desarrollar "El Juego en Continuidad” por lo que concluiremos que la aplicación de esta teoría es incompatible con los sistemas en la disposición descrita.  

A modo de ejemplo práctico desarrollamos tres adaptaciones de transición a otros tantos sistemas de sobra conocidos por los entrenadores.  


4.2 - TRANSICIÓN A FLEX OFFENSE

INICIO:
La transición al sistema "flex Offense" puede iniciarse de manera inmediata con la disposición de la secuencia. Se mantiene el concepto fundamental del juego con un poste bajo como primera opción.

CONTINUACION :
En la continuación, se juegan bloqueos ciegos y verticales además de la opción "dentro-fuera". Lo característico de este sistema es la inversión del balón favorecido por los bloqueos al bloqueador, aunque la poca definición de este tipo de juego lo deja anticuado ante los avances técnicos y los cambios habidos en el reglamento desde que se ideó este sistema.


4.3 -TRANSICION ADAPTADA A TRIPLE POST

OPCION 1 - INICIO

La posición del poste bajo al lado del balón deberá ser ocupada rápidamente por cualquiera de los jugadores interiores. En este caso es el jugador 3 el que corta a la posición clave. Los jugadores 4 y 5 se sitúan en triángulo.

CONTINUACION 

La continuación es la clásica: bloqueos indirectos con bloqueo al bloqueador. Se puede terminar con "pick and roll" del jugador en poste alto y un jugador exterior.

OPCION 2 -INICIO 

Este inicio incorpora la opción de asistencia al corte del jugador 2 bloqueado por el poste bajo 3, después de la inversión del balón entre el 1 y el 5.

CONTINUACION 

El bloqueo exterior-interior entre el 4 y el 2 sitúa en triangulación a los jugadores 3, 4 y 5. TERMINACION El sistema continúa con las opciones de bloqueo al bloqueador o pick and roll, vistas anteriormente.


4.4 - TRANSICION ADAPTADA A CARRETON

OPCION DE DRIBLE A UN LATERAL

INICIO
El drible a un lateral del Base 1 es el inicio del llamado "carretón" en el que intervienen el Escolta 2 y el Base 1.

CONTINUACION
Con el balón en el alero 3, el escolta 2 decide una salida rodeando a los postes. El Base 1 cortará por el lado contrario para evitar cambios defensivos.

OPCION PASE Y CORTE ESQUINA. 

INICIO
En esta opción el base 1 pasa al escolta 2 y corta a la esquina. El 5 reemplaza la posición del base e invierte el balón al 3.

CONTINUACION
Con balón en el 3, el 1 y el 2 cortan sobre los bloqueos del 4 y del 5.

OPCION PASE Y LADO CONTRARIO. 

INICIO
El Base 1 pasa al escolta 2 y se desplaza hasta el ala del lado alejado, mientras el 5 le reemplaza y el 3 corta hasta el codo de la zona.

CONTINUACION
En cuanto se invierte el balón hacia el 1, el 2 corta sobre el bloqueo del 3. Después el 3 recibe el bloqueo del 5. Si no se le ha podido pasar el balón al 2 en el corte, continúa para recibir un balón en la esquina o cortando nuevamente hacia el interior con bloqueos del 4 y del 5. Previamente se habrá producido el pase del balón del 1 al 3.

V - EJERCICIOS DE ENTRENAMIENTO


5.1 - DE REBOTE 

Rebote Defensivo Contrataque


5.2 - ESPECIFICOS DE CONTRAATAQUE

Las mayores posibilidades de realizar un contraataque se producen desde el rebote defensivo.  

Este es un argumento más para definir la defensa como la fase del juego más determinante. En posición defensiva, las situaciones que presenta el juego son cambiantes; por ello los jugadores deben tener capacidad de análisis y reaccionar debidamente a esas situaciones.  

Junto al trabajo físico y de organización, en el entrenamiento del contraataque deberán desarrollarse las capacidades de análisis y toma de decisiones adecuadas a cada situación de juego. Situaciones que se presentan en entrenamientos en forma de juego real, el mejor entrenamiento para el desarrollo de las fases del juego.  

Las seis fases del juego no pueden trabajarse por separado; forman partes inseparables. El entrenamiento de una fase de juego deberá ir precedida de la anterior y enlazada con la siguiente. Para ello nada mejor que, junto a ejercicios para determinadas mejoras, se dé máxima importancia al entrenamiento controlado de situaciones 5x5. 

El entrenamiento del contraataque no es solamente desarrollar la velocidad de arrancada y carrera, sino también la velocidad de observar, juzgar, pensar y reaccionar. 

El cambio de la posesión del balón determina el cambio entre ataque y defensa. En un partido el paso de la defensa al ataque constituye el proceso de lucha por la iniciativa. Por eso es sumamente importante preparar al jugador para tener la facultad de leer con rapidez el juego. 

Lo más importante en el entrenamiento del contraataque es la lectura del juego para sacar rendimiento a las decisiones de los jugadores en relación con las situaciones cambiantes del juego. La toma de decisiones va más allá de los movimientos estructurados del entrenamiento del contraataque. 

Los ejercicios de contraataque son importantes con relación a la mejora técnica fundamentalmente pero las decisiones correctas por la lectura espacial de las situaciones de juego es un trabajo que se desarrolla con el entrenamiento entre fases. 

Los ejercicios pueden ser sin oposición en una primera fase, y posteriormente incluir defensores que compliquen las circulaciones. 

Los jugadores deberán ser entrenados en el manejo rápido del balón mientras corren, en realizar tiros rápidos en posiciones de alto porcentaje de acierto, en reacciones rápidas, lectura del juego, en la oportunidad o no de las carreras así como en adaptarse al rol de participación del juego del equipo. 


5.2.1 - El Contraataque de 11

Es un ejercicio generalmente considerado para el entrenamiento del contraataque en superioridad 3x2. 

Algunos entrenadores lo han venido utilizando seducidos por su dinamismo, pero no como un medio de ejercitación técnica ni estrategia, sino más bien como un juego de fuerte actividad.  

Un ligero análisis revela sus carencias. 

El contraataque se apoya en diversos factores. Uno de ellos, el más importante, es la presencia de un buen base cuyas habilidades técnicas, estratégicas y espaciales deben ser construidas.  

La estructura del ejercicio “contraataque de 11” no controla la distribución de los jugadores por roles e impide este desarrollo de las capacidades del jugador. La distribución anárquica y la falta de definición de funciones no permite el desarrollo técnico ni de organización en un marco de equipo. 

Ningún contraataque finaliza, como ocurre en este ejercicio, contra defensores que esperan frontalmente. El desenlace del contraataque depende de factores ocasionales por lo que las decisiones de los jugadores deberán apoyarse en sus capacidades técnicas y en variables estratégicas controladas. 

La eventualidad de disponer de 11 jugadores no debería ser el factor para la utilización de este ejercicio, excepción hecha de lo dicho más arriba : usarlo como juego dentro de un bagaje extenso de posibilidades de entretenimiento.  

En tal caso podría ser utilizado en determinadas etapas de la iniciación.


5.2.2 - 3 x 2 y 3 x 3 en continuidad

Este ejercicio tiene varias opciones: se puede jugar 3x2, 3x2+1 (defensor base 1 en recuperación tardía), y 3x3.  

La opción de incorporar al base a la defensa cuando el atacante sobrepasa la línea de 1/2 cancha descubre un ejercicio de contraataque que precisa de acciones más inmediatas ante esta recuperación tardía del base defensor. 

Este tipo de ejercicio no se ajusta demasiado a la realidad del juego por cuanto pocas veces se presentan situaciones de balance defensivo esperando en tandem frente al balón.  

No obstante puede ser útil para la introducir a los jugadores en los conceptos de terminación de contraataque en niveles de formación. 


5.2.3 - 3x3  palomero

La ventaja numérica o de espacios que se produce en este ejercicio puede hacer terminar con alguna acción rápida. 

Para hacer este ejercicio más dinámico, se empieza en una parte del campo con las instrucciones descritas, y una vez los defensores recuperan el balón salen rápidos hacia la canasta de partida jugando 3x3 en carrera, sin reiniciar la situación inicial.


5.2.4 - Tren 3 x 2

Este es otro ejercicio que se ajusta a la realidad del juego más que aquellos en los que los defensores esperan en su parcela bajo aro.  

Para hacer dinámica la participación en un equipo de 10 jugadores, tras la partida de un grupo debería efectuarse la salida del otro. A la vuelta los bases participan otra vez como atacantes cambiando de compañeros.


5.2.5 - 2 x 2 caja

Ejercicio de contraataque 2x1 +1 con ventaja momentánea.  

Este ejercicio es más completo si los jugadores, inmediatamente que los defensores recuperan el balón vuelven en 2x2.  

Todos los ejercicios de contraataque desde una parte del campo deberían efectuar una vuelta, a la base de inicio, de forma inmediata.  

Las evoluciones en ataque y defensa producen una gran cantidad de situaciones que permiten iniciar contraataques con gran variedad de supuestos.


5.2.6 - 2 x 2 x 2 x 2 en continuidad

Ejercicio dinámico para 8 jugadores.  

Para evitar las carreras sin oposición de los jugadores atacantes, en el momento de producirse canasta deberá haber un jugador en balance defensivo. 


5.2.7 - 1 x 1 poste bajo y 3 x 2 - 1 x 1 poste bajo y 3 x 3

Ejercicio de 1x1 entre los pivots en un aro para tras el rebote organizar un contraataque 3x2 dirigido por los bases. 

Este ejercicio se puede modificar con terminación en 3x3 incluyendo al base en la defensa. También, con la participación de trece jugadores, se puede iniciar con un 2x2 en los postes introduciendo bloqueos indirectos y triangulaciones entre ellos.


5.2.8 - Blizt en toda la cancha

Se puede jugar 3x3 con 9 jugadores ó 4x4 con 12 jugadores.  

Los equipos van alternándose en ataque y defensa de una canasta a otra. El entrenador va modificando el número de defensores, de forma que cuando atacan los "A" contra los "B" puede eliminar momentáneamente a algún defensor dejando 1, 2 ó 3 jugadores (en el supuesto de trabajar con 9 jugadores). 

Los atacantes, siempre con la participación de todos sus elementos jugarán 3 contra 1, 3 contra 2, ó 3 contra 3.  

Posteriormente los "B" atacarán, en la otra media cancha, con todos sus efectivos a los "C" que estarán dispuestos a defender con 1, 2 ó 3 jugadores. 

Si participan 12 jugadores, se jugará con los mismos condicionantes defensivos, pero esta vez el equipo atacante podrá jugar con trailers.


5.3 - DE FUNDAMENTOS TECNICOS

En un programa de entrenamiento no pueden faltar ejercicios de fundamentos técnicos ejecutados a la máxima velocidad.  

Muchos de ellos son ejercicios que no pueden ser clasificados de contraataque, sino exclusivamente técnicos, pero esenciales para desarrollar el contraataque.  

Estos ejercicios de transición rápida de defensa a ataque tienen varios objetivos: 

Dominar los fundamentos: pasar, driblar, tirar a canasta a la máxima velocidad. 

Pensar y reaccionar rápidamente. 

Conseguir buen acondicionamiento físico.  

Mejorar los espacios: calles, distancias entre los jugadores.


5.3.1 - 4 x 4 x 4 todo el campo 


5.3.2 - Pases en todo el campo


5.3.3 - Pases y tiro en carrera 


5.3.4 - Trailer con 4 jugadores


5.3.5 - Trailer con 2 jugadores


5.3.6 - 4 x 4 combinado defensa-rebote-contraataque



5.4 - OTROS EJERCICIOS


5.4.1 -2 x 2 en toda la cancha. Máximo 2 botes

Ejercicio dual.  

El ejercicio se inicia con pase desde el fondo de la cancha y presión de los defensores. Los atacantes no pueden realizar más de dos botes después de cada recepción. Esta norma obliga a apoyos constantes entre los atacantes y a un fuerte trabajo defensivo.  

Ejercicio de fuerte actividad.  


5.4.2 -3 x 3 en toda la cancha. 3 pases

Se inicia con pase desde el fondo de la cancha y los defensores presionando. El equipo atacante está obligado a pasar 3 veces el balón (pase de saque y dos pases más) antes de traspasar la línea de 1/2 cancha aunque pueden botar el balón.  

En la media cancha ofensiva juegan normal para intentar encestar. 

© Copyright 2020 Entrecanastaycanasta.com