Mobirise
site design templates

Defensas en Zona

La aparición de las defensas en zona corresponde a un período determinado de tiempo en el que el jugador tenía carencias tanto físicas como técnicas y que dio lugar a un tipo de defensas pasivas en las que los jugadores limitaban su campo de acción a un determinado espacio de la cancha.
La mejora en los sistemas de ataque, con la utilización de una amplia gama de conceptos ofensivos y la mejora en la eficacia de los lanzamientos a distancia, forzaron a plantear un tipo de defensa de responsabilidad zonal con opciones de ajuste que permitiera evitar el intento ofensivo de dividir y sobrecargar las posiciones defensivas. En las actuales defensas en zona, los jugadores comparten espacios de acción, con una mayores responsabilidades y movilidad.  
Aspectos negativos de las defensas en zona son la falta de responsabilidad defensiva individual, el bloqueo en el rebote defensivo así como que las canastas conseguidas desde detrás de la línea de tres puntos obligan a los defensores a alejarse del aro facilitando el juego interior.
La diferencia fundamental de una defensa en zona respecto de la individual es que mientras en ésta cada jugador se responsabiliza de la defensa de un determinado jugador, en la zonal cada jugador se encarga de la defensa de un área definida.
Muchos entusiastas del baloncesto han defendido desde hace años que el uso de las defensas en zona perjudica el espectáculo del juego. A pesar de los ataques que se hacen desde muchos sectores contra el uso de las defensas en zona, el hecho cierto es que estas defensas son usadas por un alto porcentaje de los equipos de baloncesto.
No obstante, los principios de las zonas se emplean en cualquier tipo de defensa. En la defensa individual los jugadores “flotan” cuando sus adversarios juegan el balón cerca de la canasta, o cuando defienden en el lado alejado del balón. ¿Dónde termina la flotación en la defensa individual y dónde comienza la de zona?  
La mayoría de los entrenadores que dirigen equipos profesionales prefieren la defensa individual sobre cualquier otro tipo de defensa. Pero no hay ningún entrenador que no haya usado algún tipo de defensa en zona.
Una defensa en zona, o alguno de sus principios suele ser usada frecuentemente contra determinadas situaciones de juego, contra jugadores destacados, o para cambiar el ritmo del partido.
Evidentemente, hay un lugar para cada tipo de defensa que el entrenador debería permitirse emplear para utilizar mejor la fuerza defensiva de su equipo.
La defensa Tres-Dos es la primera defensa en zona que se ideó.  
La vulnerabilidad de la defensa Tres-Dos debajo de la canasta condujo al desarrollo de la defensa Dos-Tres.
La debilidad defensiva de esta defensa en el espacio de tiros libres forzó a los entusiastas de las zonas a mover al jugador cercano a la canasta hacia posiciones de protección de ese espacio, resultando la defensa Dos-Uno-Dos y el rebote en triángulo. La disposición Dos-Uno-Dos es posiblemente la zona defensiva más eficaz.
Además de estas defensas en zona tradicionales existen otras defensas en zona de ajuste y mixtas.

Muchos entrenadores creen que las defensas en zona son fáciles de enseñar. En contra de esta teoría diremos que el control y anticipación a las situaciones de juego, la defensa del balón, la ocupación precisa e inmediata de los espacios, el rebote y el contraataque no son responsabilidades fáciles de enseñar y no se puede dar por supuesto que los jugadores las dominen desde el primer momento. 

Defensa activa

Esta es la defensa que proponemos:

 , Movimiento constante, constantes ajustes.  

. Comunicación.  

. Agresividad al balón y a los jugadores en posiciones cercanas a la canasta.  

Defensa pasiva

Esta es la defensa de los perdedores:  

. Defensa estática.  

. Poco hablada, sin comunicación y por tanto sin soluciones a los planteamientos del equipo adversario.  

. Poco agresiva ya que solo espera el fallo del equipo adversario para poseer el balón.  

Cuando defender en zona 

. Para favorecer nuestro rebote defensivo.  

. Para obligar a jugar en el exterior si el equipo adversario tiene buenos jugadores interiores.  

. Para protegernos de faltas personales.  

. Como cambio estratégico y sorpresa. 

Ventajas 

. La posición de los jugadores permite controlar el balón en todo momento.  

. Las defensas en zona agrupan a los jugadores en áreas próximas a la canasta, dificultando los tiros de corta distancia. Con esta congestión se consigue anular a los jugadores interiores.  

. La posición de los jugadores cerca de la canasta favorece la obtención de los rebotes defensivos. Las defensas en zona colocan en posiciones interiores a los jugadores más altos dando mayor poder reboteador y en posiciones exteriores a los más bajos y rápidos.  

. El cambio de la fase defensiva a la ofensiva es mucho más rápido y con organización más fácil.  

. El empleo esporádico de defensas en zona sirve para cambiar el ritmo del juego. También sirve para sorprender a los equipos adversarios cuando se alternan con otro tipo de defensas   

. Las zonas sirven para proteger a los jugadores débiles, para evitar las faltas personales de determinados jugadores y para retardar las faltas de equipo.  

. Su utilización es adecuada contra jugadores con buenos fundamentos técnicos y con buen dominio en 1x1.  

Desventajas

. No favorece las responsabilidades defensivas.  

. Falta definición en los bloqueos de rebote defensivos.  

. La línea de tres puntos, que ha mejorado notablemente el valor de la posesión del balón, obliga a defender más abierto, lo que favorece el juego interior.  

. Si la defensa en zona se mantiene por un largo período de tiempo, será superada fácilmente por el equipo adversario y los jugadores perderán la confianza en este tipo de defensa.   

. Los jugadores pueden acomodarse y perder tensión si la defensa en zona es utilizada como último remedio y con resignación.  

. Es negativa cuando se utiliza una defensa en zona poco activa, sin presión al balón, poco agresiva y sin ajustes si hacen falta según la situación.   

. Una defensa zonal bien hecha y activa, lleva mucho trabajo.   

Principios defensivos   

La defensa zonal no funcionará si los jugadores no son capaces de aplicar los conceptos de la defensa individual:  

. Mantener una fuerte presión sobre el balón. No permitir pasar, botar o tirar con comodidad. El objetivo es mantener el balón en el perímetro.  

. Obligar a llevar el balón hacia el exterior.  

. Ayudar y recuperar con la máxima actividad. No permitir las penetraciones.  

. Presión sobre los jugadores interiores. Defensa del poste bajo cuando el balón está debajo de la línea de tiros libres. No permitir que el balón llegue a posiciones interiores.   

. Defensa de anticipación en los cortes.  

. Mantener el balón en un lado. La mayoría de los sistemas de ataque se desarrollan con el principio de inversión del balón por lo que el objetivo será evitar que el balón se mueva de un lado al otro. La posición de los pies y de las manos colaboran para orientar al atacante hacia las líneas de fondo.   

. Comunicación. Es la clave para el éxito de este tipo de defensa y sin ella no será eficaz. Avisar los cortes adversarios y las ayudas. Es el mejor modo de evitar la relajación mental: 

---- El defensor sobre el balón gritará: ¡balón!  

---- Los defensores de los postes gritará: ¡poste!  

---- El defensor del lado débil avisará: ¡ayuda!   

Características de las defensas de zona  

El principio fundamental de las defensas en zona es que los jugadores ajustan su posición en defensa del balón, y sus movimientos dependen de su recorrido. Las áreas que cubren los defensores es consecuencia de la posición del balón. Cada defensor debe moverse rápidamente con el balón o esas áreas quedarán desprotegidas.   

Las defensas en zona tienen unas características diferenciales que deben conocerse para aplicar con ventaja los conceptos de ataque:

. Defensas en zona tradicionales 2-1-2, 1-3-1, 1-2-2, etc.  

. Defensas de ajuste  

. Defensas alternativas y combinadas  

. Defensas mixtas  

. Defensas en zona press.  


El objetivo de todas ellas es romper la medida del tiempo del equipo contrario, confundirle y congestionar las posiciones próximas a la canasta.  

Existen diferentes formas de enmascarar la defensa. La posibilidad de que el adversario cambie con frecuencia el tipo de defensa o utilice defensas combinadas o de ajuste complica los sistemas de ataque.   
Estas estrategias, la limitación del tiempo de posesión del balón y el empleo simultáneo con presiones para retardar y desorganizar al equipo atacante, pueden dar un margen de ventaja frente al ataque adversario.

Uno de los motivos para defender en zona es cuando se observan deficiencias en el dominio de los fundamentos de los jugadores del equipo contrario:

. Deficiencias en el tiro a canasta.  

. Lentitud en la ejecución y en la lectura del juego.  

. Indecisión en el lanzamiento a canasta.  

. Bajo porcentaje de acierto en el tiro.  

. Deficiencias en el dribling. El dribling se utiliza para mejorar la línea de pase, para penetrar a canasta y doblar el pase, y en los bloqueos directos.  

. Imprecisión en el pase, falta de coordinación temporal entre pasador y receptor, lentitud. 

Defensas en Zona 2-1-2

Para determinar el tipo de defensa zonal y adaptarla a las características de los jugadores, el entrenador deberá conocer los puntos fuertes y débiles de su propio equipo y las características del equipo adversario y de su forma de ataque.

La defensa 2-1-2 es especialmente fuerte porque los tres jugadores más corpulentos están en las proximidades del aro. Aunque esta defensa se resiente contra los tiros desde las posiciones laterales, su fortaleza excede a sus debilidades. 

La ocupación de espacios en la media cancha evita aclarados y con ello la posibilidad de que los adversarios puedan mostrar sus habilidades técnicas en el 1x1. 

- Objetivos

. Proteger el espacio interior. 

Obligar a tiros exteriores. 

Ventajas 

Buenas opciones para contraatacar. 

Protege a los jugadores cargados de faltas. 

Buen rebote. 

- Los jugadores

Para la correcta aplicación de las defensas en zona se necesita el conocimiento y la aplicación de los principios de la defensa individual.

Defensa  exterior.  

Los jugadores 1 y 2 cubren a los atacantes exteriores, con la ayuda momentánea o los ajustes, según las necesidades, de los jugadores interiores 3 y 4.  

Los jugadores 1 y 2 de la primera línea deben tratar de evitar en lo posible la ayuda de los jugadores 3 y 4 de la segunda línea . Posicionado el balón en el lado alejado, el 3 o el 4 se convierten en conductores de la defensa, cierran el interior de la zona y previenen cualquier corte. 

. Defensa interior.  

El poste 5 es el responsable del espacio interior. Debe reconocer los cortes desde el lado débil y defenderlos. Según la estrategia preparada, participa en el posible “trap” si el balón llega a las posiciones del poste bajo.  

El movimiento del balón determina el movimiento de los jugadores. Esta singularidad da ventaja al jugador situado en el poste bajo si se invierte rápidamente el balón desde el lado alejado.  

La coordinación de los jugadores 3 y 4 con el 5 evitará recepciones de balón en buenas condiciones de ser jugado en esta posición estratégica. 

-  Principios 

. Movimiento de los jugadores.  

Los movimientos de todos los defensores deben ser simultáneos. Deben retrasar lo más posible que la segunda línea tenga que salir a las posiciones exteriores, pero la colocación de los atacantes en los espacios intermedios de las posiciones defensivas obliga a compartir espacios de acción a los defensores.  

 . Ajustes tácticos.  

Se deben prever los movimientos del adversario. Las defensas de ajuste permite adaptar la defensa a las características y a los desplazamientos de los adversarios. 

 . Defensa individual del defensor alejado del balón. 

Si el ala atacante corta para sobrecargar el lado del balón, el defensor le marcará hasta contactar con otro compañero como si se tratase de defensa individual con cambios. 

 . Defensa de la inversión del balón.  

Los defensores sobremarcan el centro de la cancha para negar la penetración o el pase de inversión del balón.

. Defensa de las penetraciones.

Aplicación de los conceptos de ayuda y recuperación. 

Defensa de los cortes.  

Controlar el balón y el hombre. Efectuar "body check". 

Bloqueo del rebote defensivo.  

El rebote defensivo es muy importante porque más del 50% de los tiros exteriores no entran a canasta. El rebote defensivo es consecuencia de una buena defensa, y permite controlar el “tempo” de juego.  

Entrenamiento.  

Para hacerla creíble hay que entrenarla. 

Utilización estratégica.  

No prolongar este tipo de defensa mucho tiempo. Una buena fórmula es introducirla después del tiempo muerto del rival. 

Prioridades.  

Sopesar riesgos. 

Comunicación.  

Comunicación constante entre los jugadores para ayudar a reconocer y a solucionar los problemas defensivos. 


Defensa en Zona 2-1-2


Alineación básica - Movimientos y reemplazos - Defensa de espacios y pases "skip" - Defensa al poste bajo - Defensa a al inversión del balón - Ajustes defensivos

Defensas en Zona 1-3-1 

Este tipo de defensa está diseñada para acelerar el ritmo del juego, para desconcertar a los oponentes y para obligarles a salir de su estilo de juego habitual. A cada defensor se le asigna una zona específica en la cancha.

Existen diferentes tipos de defensa dentro de la disposición 1-3-1. Por ello la distribución de jugadores no tiene reglas fijas y depende de las características de velocidad y fortaleza de los jugadores.  

Lo ideal sería que todos los jugadores, a excepción del jugador grande, supieran desenvolverse en diferentes espacios.  

No conviene practicarla en períodos excesivamente largos. El momento de realizarla es cuando se comprueba que los jugadores están en la mejor disposición para hacerla efectiva. 

Su ejecución es muy simple y no es una defensa en la que los jugadores tengan que pensar demasiado. 

Puede ser empleada de forma independiente o después de una defensa en presión en toda la cancha. 

Esta defensa se puede desarrollar como una defensa tradicional pero también es idónea para realizar “trap” 2x1 en los lados y/o en las esquinas de la cancha.  

Para encerrar al atacante en un “trap” 2x1, los defensores forman un ángulo de 90º, juntando los cuerpos para que no pueda driblar ni pasar el balón entre ellos. Las manos estarán situadas más altas que los hombros para forzar malos pases.  

- Ventajas  

Favorece el contraataque. 

Adecuado contra equipos lentos o malos pasadores. 

Dificulta las penetraciones del balón hacia canasta.  

Limita el uso de los bloqueos. 

Congela el ritmo del partido. 

Ayuda a crear mentalidad defensiva del grupo.  

Congestiona el área de actuación del pivot. 

Favorece la recuperación de los rebotes defensivos al mantener cerca del aro a los jugadores grandes. 

Permite protege a los jugadores de las faltas personales.  

Permite distribuir los jugadores para evitar emparejamientos en desventaja (mis-match) 

 - Desventajas 

No se aconseja su uso contra equipos con buenos tiradores. 

. No concreta la responsabilidad de jugadores sueltos. 

Hace disminuir la espectacularidad del juego.  

 - Los jugadores  

 Jugador 1.  

Normalmente el jugador base se sitúa en la parte delantera de la defensa. Utilizando la variante en presión, interviene en el “trap” en las áreas por encima de la línea de tiros libres. 

Jugador 2.  

Por su velocidad suele ubicársele en el fondo de la cancha. Es uno de los jugadores que colaboran en hacer 2x1 en las esquinas del fondo de la cancha, cuando se emplea en presión, y salir rápido en contraataque. 

Jugadores 3 y 4.  

Se sitúan en línea junto al jugador 5 y suelen ser los más altos del equipo. Esta disposición difiere según las características puntuales de los jugadores. Cuando defienden el lado débil deberán proteger la zona en el lado alejado del balón. 

Jugador 5.  

Es el jugador más grande del equipo y se sitúa en el centro de la zona. Su responsabilidad es la defensa del espacio interior en línea entre el balón y el aro, y los rebotes defensivos.


Defensa en zona 1-3-1
Posicionamiento - Acción del 1 - Traps en los lados - Balón en la esquina - Area de máximo peligro - Pases interiores

Defensa Zona Press 2-2-1


Dispositivo de cuatro jugadores en Caja y el quinto jugador detrás del medio del campo de hombre de seguridad.

1. - La distribución inicial de los jugadores puede ser diferente dependiendo del momento de la presión. Si se pretende hacer presiones en zona después de canasta, es imprescindible asegurar el balance defensivo hasta la adaptación a su posición de seguridad del jugador 5, lo que obliga al 1 a efectuarlo esperando su reemplazo, posicionandose posteriormente en segunda línea, como se aprecia en la secuencia. Los jugadores 3 y 2 defienden en primera línea, el 1 y el 4 en segunda. El defensor 5 es el jugador de seguridad. Este jugador no deberá rebasar la línea de media cancha.

2. - Los jugadores 2 y 3 deben evitar que el 1 ó el 2 atacantes reciban el balón en el interior. No presionan nunca antes de que se pase el balón desde el fondo. Se colocan cerca del atacante con la vista puesta en el balón pero sin perder al atacante. Los jugadores defienden de cara al balón, no en 3/4. Los defensores se mueven con los atacantes, pero siempre de cara al balón. Defienden el balón y el espacio. Desde esta posición de control podrán leer el juego y anticiparse. En el lado alejado, el defensor 2 debe estar atento a los ojos del atacante 5, para adivinar la dirección del pase, mientras ajusta el espacio, lo mismo que el 4. El objetivo de la defensa es que los atacantes driblen por los laterales de la cancha, evitando que lo hagan por el centro. Esta defensa del interior de la cancha ofrece la posibilidad de saltar 2x1, al tiempo que favorece el equilibrio defensivo. Una vez el equipo adversario logra traspasar la línea de 1/2 cancha, más un pequeño margen para permitir un posible 2x1 en las esquinas de medio campo, los defensores deberían cambiar automáticamente a una defensa más conservadora, normalmente a individual. La posición retrasada del jugador de seguridad 5 permite ajustar los pares exteriores con la necesaria confianza. Si el adversario corre por el lado en dribling, el 3 y el 1 deberán frenarle con trap 2x1. Los jugadores 4 y 2 completan la triangulación defensiva. Los futuros traps se efectúan con las mismas normas que en el sistema "Saltar y cambiar", aunque en esta ocasión con presiones 2x1. El objetivo del trap es que el driblador frene su carrera y realice un mal pase.

3. - La presión 2x1 se produce contra el atacante en dribling. Cuando el ataque invierte el balón a través del 5, la defensa ajusta la posición de "Caja" inicial a la posición de "Rombo".

4. - Si el atacante completa la inversión del balón, los defensores ajustan sus posiciones para volver a una posición en "Caja". En la secuencia, el 1 y el 3 se adaptan a las posiciones defensivas en segunda línea.

5. - Si el atacante dribla hacia el interior, el 4 y el 2 le defenderán 2x1, evitando que pase entre ellos (les divida). Si les divide, los defensores continuarán en su persecución, tratando de robar el balón con la mano interior, hasta que se detenga.

Defensa Zona Press 1-2-1-1


Dispositivo de cuatro jugadores en Rombo y el quinto jugador detrás del medio campo como hombre de seguridad.

1. - La distribución inicial de los jugadores puede ser diferente dependiendo del momento de la presión. Si se pretende hacer presiones en zona después de canasta, es imprescindible asegurar el balance defensivo hasta la adaptación a su posición de seguridad del jugador 5, lo que obliga al 1 a efectuarlo esperando su reemplazo, posicionandose posteriormente en tercera línea, como se aprecia en la secuencia. El jugador 4 defiende en primera línea, el 3 y el 2 en segunda línea, y el 1 en tercera línea. El defensor 5 es el jugador de seguridad. Este jugador no deberá rebasar la línea de media cancha.

2. - El jugador 4 defiende persionando el balón. Sus manos estorban para evitar la salida del balón. Los jugadores 2 y 3, que defienden en segunda línea, deben evitar que el 1 ó el 2 atacantes reciban el balón en el interior. No presionan nunca antes de que se pase el balón desde el fondo. Se colocan cerca del atacante con la vista puesta en el balón, sin perder al atacante. Los jugadores defienden de cara al balón, no en 3/4. Los defensores se mueven con los atacantes, siempre de cara al balón, defendiendo el balón y el espacio. Desde esta posición de control, los defensores podrán leer la situación y anticiparse. El objetivo de la defensa es que los atacantes driblen por los laterales de la cancha, evitando que lo hagan por el centro. Esta defensa del interior de la cancha ofrece la posibilidad de saltar 2x1, al tiempo que favorece el equilibrio defensivo. Una vez el equipo adversario logra traspasar la línea de 1/2 cancha, más un pequeño margen para permitir un posible 2x1 en las esquinas de medio campo, los defensores deberían cambiar automáticamente a una defensa más conservadora, normalmente a individual. La posición retrasada del jugador de seguridad 5 permite ajustar los pares exteriores con la necesaria confianza. El jugador 4 intentará realizar un trap junto al 3. El defensor 2 ajusta su posición para intentar robar el balón si el atacante 1 quiere invertir el balón. Si el equipo defensor consigue robar el balón y anota vuelven a hacer la misma defensa. El defensor 1 es el que manda.

3. - Si el jugador 4 ve que no puede llegar a realizar trap, se retrasa para cubrir el centro de la cancha, mientras el 3 y el 1 efectúan un trap en el lateral de la cancha.

- Introducción

Esta defensa puede ayudar a defender a un buen jugador de perímetro, pero no debe utilizarse como el principal sistema de defensa. Si otro jugador de perímetro empieza a tirar con efectividad, la defensa tendrá que ajustarse o cambiar a otra defensa.

También puede ser muy eficaz defender individualmente al jugador Base para que no pueda ejercer su función de dirección y anular su producción de situaciones de juego.  

Una defensa mixta debe tener los objetivos bien definidos. Con una correcta aplicación suelen ser sumamente eficaces contra cualquier equipo. Estos objetivos son:   

. Romper una racha anotadora del contrario con una defensa poco ortodoxa. Romper su ritmo de ataque.  

. Reducir la cantidad de pociones del balón en manos del mejor jugador adversario.  

 . Contrarrestar el sistema de ataque que está causando problemas a nuestra defensa convencional en zona o individual.   

 . Parar a un atacante que está en racha de tiro. Esto puede aplicarse tanto a los jugadores interiores como a los exteriores.   

. Detener a un base anotador que está creando oportunidades de anotación con sus penetraciones y asistencias.  

- Disposición inicial  

El desarrollo del juego obliga a modificar las posiciones iniciales de los jugadores que defienden en zona.  

La ventaja de este modelo “Caja y Uno” es que los defensores en zona aplican los principios de ayuda, recuperación y cobertura de los espacios de las defensas en zona tradicionales.  

Hay que tener en cuenta que todas las defensas en zona parten de una posición de “Caja” o “Diamante” más un quinto jugador que define el modelo zonal: situado este jugador en el centro de la “Caja” establece una zona 2-1-2, en posición exterior frontal acomoda una zona 1-2-2, si se sitúa en la línea del fondo pondrá en acción una zona 2-2-1, y si en línea con los jugadores delanteros será una formación en zona 3-2. Si se modifica la figura a “Rombo” la ubicación de un quinto jugador en el centro de la zona acondiciona la zona 1-3-1. 

En este modelo defensivo cuatro jugadores protegen la canasta en disposición zonal, inicialmente con dos jugadores grandes (4 y 5) defendiendo a los lados de la canasta y los dos más pequeños defendiendo a los lados de la línea de tiros libres (codos de la zona) El quinto jugador defiende en individual, por lo general marcando al mejor jugador del equipo oponente. 

Los jugadores 4 y 5 están en la mejor posición para leer el juego e informar a sus compañeros delanteros de cualquier situación que se produzca en la cancha para cubrir los espacios y llegar a las ayudas. 

Mobirise

- Defensa de los bloqueos

El establecimiento de buenos bloqueos al jugador defendido en individual puede ser eficaz. Puede llegar a confundir a los jugadores defensores en sus responsabilidades: el jugador con responsabilidad zonal puede dudar entre ayudar al compañero bloqueado o permanecer en la zona y en caso de realizar el cambio defensivo, el defensor en individual puede equivocarse y no permutar la defensa.  

La solución de los bloqueos es uno de los aspectos que deben definirse en los entrenamientos.  

Además, como consecuencia de los bloqueos se abren otras opciones de ventaja en los espacios interiores.  

Como norma general: 

La defensa de los bloqueos indirectos no debería diferir de los conceptos defensivos aplicados en la individual.  

El defensor objeto del bloqueo directo debe negar la penetración interior, forzando al atacante hacia el fondo de la cancha. La posición de los pies anulando el interior de la cancha ayudará a conseguir el objetivo de negar el bloqueo interior. 

El concepto de la ayuda-recuperación y los cambios defensivos no deberían ser diferentes a los establecidos en la individual. La diferencia entre ambas defensas se limita a la adaptar la defensa a los jugadores que asedian la zona sin permitir que ningún jugador quede suelto dentro del área restringida.  

Además, el entrenador deberá definir el modelo zonal de los defensores contra los atacantes exteriores.  

Defensa en “match up”, es decir responsabilidades individuales desde la posición zonal. Los ajustes en este modelo de defensa dan lugar a las rotaciones origen de las variaciones defensivas.  

Defensa tradicional. Los jugadores defienden un espacio zonal. 

La efectividad de los bloqueos depende de la defensa seleccionada. La distribución de los jugadores en la mixta “Caja y Uno” favorece la solución de las situaciones con ayudas y cambios de responsabilidad más difícil de ejecutar en las mixtas de “Triángulo” en zona. 

La utilización de los bloqueos tiene diferentes resultados dependiendo de la elección de la defensa mixta.  

- Normas para los defensores en zona

 Hay dos formas de movimiento zonal: la tradicional con asignación de espacios en la que los defensores del fondo de la cancha realizan movimientos de ayuda y recuperación para congestionar el área cercana al aro, y la de ajustes “match up”.   

 La utilización de ambos modelos de forma integrada hará más efectiva este modelo de defensa.   

Los defensores en zona no defienden la línea de pase de los jugadores abiertos en el perímetro, pero sí defienden en anticipación a los atacantes en posiciones interiores. Su objetivo fundamental es congestionar el espacio zonal.

Mobirise
Mobirise
Mobirise

Defensores de la sección frontal de la cancha

Su trabajo es impedir los tiros cómodos y también congestionar el espacio interior cuando el balón esté a primer pase y en el lado débil. 

. Todo el espacio exterior debe ser defendido en la medida de lo posible por los jugadores de la sección superior de la cancha. Deben ser jugadores con gran movilidad y con manos rápidas.  

. Deben presionar sobre el jugador con balón situado en la posición frontal y retroceder para ayudar en el espacio de los tiros libres o para reemplazar en el lado alejado a su compañero interior.  

Tienen que leer el movimiento y la ubicación de los oponentes para decidir la profundidad de su flotación.  

Los dos jugadores se apoyan y se substituyen. 

La comunicación y la fuerte actividad son esenciales. 

Son responsables del rebote defensivo. 

 Defensores del fondo de la cancha

Estarán ubicados los jugadores más altos pero con buena movilidad para llegar a las rotaciones o a la ayuda-recuperación de la esquina de la cancha.  

La primera responsabilidad es la defensa de los espacios interiores.  

En la medida de lo posible no se alejan de las posiciones de fondo cerca del aro, excepto en las sobrecargas de esquina. 

. Con el balón en la esquina se produce una rotación completa en defensa de los espacios. 

. Su trabajo sobre los jugadores exteriores es de ayuda, recuperando su posición a la llegada del compañero exterior.  

En el lado alejado se mueve también para ayudar a la ayuda, recuperando su posición alejada si hubiera lugar. 

Defienden por delante al atacante ubicado en el poste bajo del lado del balón o por detrás reemplazando la marca de su compañero si sale de su posición interior para defender a un atacante con balón en la esquina de la cancha. 

. Son responsables del rebote defensivo.


Defensa del Poste Bajo

Mobirise
Mobirise

Defensa 1-1-2 

variante de Caja y uno

Esta defensa es una variante de la de los defensores dispuestos en “Caja”.  

La distribución en tándem de los dos defensores del espacio delantero permite efectuar presión al atacante con balón en el inicio del ataque y forzar en “trap” 2x1 al jugador franquicia junto al defensor zonal en posición adelantada.  

Para ello, en cuanto el jugador con balón atraviesa la media cancha su par defensor le orienta hacia un lateral. El dispositivo “trap” 2x1 se pone en marcha: el defensor niega la progresión del driblador sobre-marcando la mano que bota el balón al mismo tiempo que el defensor en punta de la zona se abalanza por el interior para presionar 2x1.  

El objetivo del “trap” 2x1 es forzar al jugador franquicia para negarle el manejo del balón y obligarle a que se desprenda de él. Si en el transcurso del ataque recupera la posesión del balón, se repite el “trap” 2x1. 

Los defensores presionan 2x1:  

. Si sube el balón el jugador franquicia en el inicio del ataque. 

. Si este jugador recibe el balón en posiciones interiores.  

. Si recibe el balón en cualquier otra demarcación posterior al inicio del ataque. 

Mobirise

La posición del jugador adelantado es adecuada también para presionar sobre cualquier otro jugador que suba el balón.

 El objetivo del jugador adelantado en el frontal de la defensa es que el equipo adversario inicie la ofensiva lo más alejado del perímetro. Posteriormente se adapta a las responsabilidades defensivas en disposición “Caja”.

Mobirise
Mobirise
Mobirise

Otros 2x1

Mobirise
Mobirise
Mobirise
Mobirise
Mobirise
Mobirise

Defensa Rombo y Uno

La distribución de la defensa en 1-2-1 permite proteger el espacio interior.

Puede utilizarse contra un jugador interior asignándole un buen defensor en individual, o contra un jugador exterior.  

La distribución de los jugadores en “Rombo” 1-2-1 y en “Caja” 2-2 puede integrarse en una única defensa “Match up”, no de forma rígida sino atendiendo al objetivo prioritario según las características técnicas de los jugadores adversarios. 

Mobirise

Los  jugadores varían las posiciones iniciales manteniendo los siguientes criterios: 

Aplicación de los conceptos defensivos individuales. Marcaje individual contra el adversario en posesión del balón.  

No dejar sin marcar a ningún adversario posicionado cerca de la zona.  

Mantenimiento del espíritu zonal: congestión de la zona.

Mobirise

Defensor punta

Es el responsable del espacio exterior desde la línea de tiros libres, con ayuda de los defensores laterales.  

. Defiende delante del posible poste alto ubicado en la línea de tiros libres. 

No presiona el balón si el atacante está abierto fuera de la línea de tres puntos y no es tirador. 

Cierra la posición del codo de la zona cuando el balón está situado en un lateral o la esquina del campo. 

Colabora en el rebote defensivo. 

Defensores laterales  

Defienden el lateral del campo y las esquinas. 

Ayudan y recuperan si procede al compañero en punta. 

Son responsables del rebote defensivo. 


Defensor del fondo

Este espacio corresponde al defensor más corpulento.  

Su responsabilidad primera es todo el espacio interior, postes bajo y alto. 

Debe tener capacidad para desplazarse rápido a la esquina y recuperar su posición interior, alternando la marca del atacante con su compañero lateral.  

. Deberá tener gran capacidad rebotadora

Mobirise
Mobirise

Negar el pase

La anticipación es el elemento esencial de la defensa cuando se aplica la individual sobre un jugador interior. 

Las defensas en zona permiten al adversario invertir el balón a placer. Esta realidad favorece al adversario interior que puede auto-bloquear a su par defensor y recibir el balón en la inversión.  

El defensor directo deberá emplear toda su energía para negarle el balón. Si existiera desventaja “miss match” la posición debería ser por delante del atacante contactando con la espalda.  

Los jugadores del perímetro también colaboran para evitar que el balón llegue a las manos del jugador interior atacando fuertemente al poseedor del balón con rápidos movimientos de pies y manos y cortando las vías de pase.   

Introducción

"Triángulo y Dos” es una defensa mixta especial con dos jugadores defendiendo en individual sobre los mejores jugadores contrarios para evitar que reciban el balón y puedan tirar a canasta.  

 Los otros tres jugadores defienden en zona distribuidos inicialmente en triángulo. Igual que en cualquier defensa en zona estos jugadores se mueven según la ubicación del balón.  

 Normalmente este tipo de defensa se utiliza para anular a los jugadores de perímetro con la dedicación exclusiva de dos defensores en individual y el apoyo interior de los otros tres jugadores distribuidos en el triángulo zonal.   

 La defensa “Triángulo y Dos” precisa de mucho entrenamiento para ajustarla a las muchas opciones ofensivas.   

. Será preceptivo el conocimiento de las características de los jugadores oponentes parea aplicar los ajustes adecuados.  

. En este modelo defensivo, más que en ninguna otra defensa, son indispensables la lectura del juego y la comunicación.   

 . El entrenador deberá decidir si los defensores en individual ayudan sobre el balón en el lado alejado o permanecen cara a cara con su par.  

 Otra fórmula eficaz consiste en defender con los tres jugadores interiores aplicando los principios de la defensa “Drop Back”, es decir con flotación profunda, pisando al menos la zona, cuando el par no tiene el balón. Se asemeja a una zona “Match up” sin desequilibrios “miss match”.   

 Se puede optar por una de las dos fórmulas planteadas:  

. Mixta "triángulo y dos" tradicional.  

 . Combinada. Tres jugadores en defensa individual “Drop back” y dos defensores presionando en individual.   

 Nos centramos en la defensa tradicional con distribución zonal de los tres jugadores implicados. 

Disposición inicial 

La defensa “Triángulo y Dos” es un híbrido entre la defensa individual en la que dos defensores, normalmente los jugadores 1 y 2 se encargan de marcar a los dos mejores jugadores adversarios en el perímetro para evitar que puedan recibir el balón, y la defensa en zona en la que los tres jugadores restantes, distribuidos en triángulo se encargan de la vigilancia de un espacio.  

Normalmente, en el inicio de la defensa los jugadores 4 y 5 defienden al lado de la canasta y el 3 delante de la línea de triso libres. Los otros dos jugadores defienden cara a cara presionando al máximo a los dos jugadores exteriores más peligrosos.  

La defensa “Triángulo y Dos” es especialmente adecuada contra equipos que tienen dos jugadores exteriores con buenas aportaciones, para limitar sus posibilidades en ataque y retardar y desestabilizar su juego.  

La formación se adapta a las posiciones atacantes: formación en triángulo normal o formación en triángulo invertido. La posición del balón determina las reglas de la defensa y define las áreas específicas que deben defender los jugadores.  

El desarrollo del juego obliga a modificar las posiciones iniciales de los jugadores que defienden en zona. Frecuentemente los atacantes sobrecargan el espacio del defensor situado en la punta de la zona. Esta sobrecarga obliga al ajuste de las posiciones transformando el triángulo en 2-1, esto es invirtiendo el vértice del triángulo para adaptarse al intento del oponente de superar en número al jugador responsable del área de los tiros libres. 

Los jugadores interiores, normalmente los más grandes, que tienen la responsabilidad de la defensa interior, salen de sus posiciones bajo aro sabiendo las desventajas que esto puede producir en la fortaleza de la defensa.  

Los conceptos defensivos que aplican son: 

. Ayuda exterior y recuperación. 

. Mantenimiento de la marca del oponente próximo hasta el límite de la zona 

La manifiesta debilidad de los jugadores repartidos en zona puede superarse mediante el entrenamiento de ajustes a las múltiples opciones de ataque. La lectura de la situación del juego, los ajustes defensivos y la comunicación harán eficaces las variaciones de la defensa zonal.

Mobirise
Mobirise
Mobirise
Mobirise
Mobirise
Mobirise
Mobirise
Mobirise
Mobirise
Mobirise

Objetivos

 La defensa “Triángulo y Dos” se utiliza por las siguientes razones:  

 . Contra equipos con jugadores que puntúan preferentemente desde las posiciones exteriores.  

 . Es un modelo ideal para anular a dos buenos tiradores, y carece de un tercer buen tirador.  

 . Para obligar al equipo adversario a modificar sobre la marcha la distribución y la organización del ataque.  

 . También se utiliza a menudo simplemente para perturbar el movimiento del balón.  

 . Como elemento de sorpresa. Los equipos no suelen preparar el ataque de este tipo de defensas.  

 . Tiene un fuerte rebote defensivo.  

 . Es un modelo ideal para anular a dos buenos tiradores, y para cambiar la dinámica anotadora del equipo adversario o frenar a un atacante en racha. 

Normas generales

. Desde el inicio de la defensa los jugadores que defienden en zona se acoplan a un jugador. Puede alternarse con combinaciones defensiva, es decir iniciando en individual y cambiando a la mixta en cuanto el adversario efectúa el primer pase, para lo que sería ideal retardar lo más posible ese pase, o ya desde el primer momento distribuyen las posiciones zonales desde la triangulación 1-2 y modificando, si hubiera lugar, a triángulo invertido zonal 2-1, es decir con el vértice bajo la canasta.   

. Esta defensa necesita obligatoriamente de ajustes constantes. No es una defensa estática o por espacios definidos como las tradicionales o como la defensa “Caja y Uno” una de cuyas opciones es la defensa con espacios definidos. En este modelo defensivo el acoplamiento “Match up” y la utilización de los conceptos de ayuda y recuperación son esenciales.   

 . Los bloqueos suelen ser el arma utilizada para combatir esta defensa. Los cambios entre los defensores del perímetro y los de zona deben ser agresivos, intentando anticiparse a la línea de pase.   

. Cualquier situación de desequilibrio defensivo “miss-match” se acepta como un reto y se afronta con la mayor agresividad. Si el desequilibrio se produce en la posición de poste bajo, se defiende en anticipación por delante. Si el desequilibrio es excesivo se puede evitar cambiando con el compañero del lado débil.  

Normas para los defensores en individual  

Los jugadores que defienden en individual deben ser buenos defensores. Su objetivo principal es que sus pares ofensivos no reciban el balón.  

Los dos jugadores defienden en individual cara a cara con sus pares, negándoles cualquier recepción del balón. En el lado débil el entrenador deberá definir si ayudan en el interior de la zona recuperando la defensa en presión cuando el balón se invierte hacia su atacante directo. 

No hacer faltas al par defendido que le permita tirar desde la línea de tiros libres. 

Sacar a su par de sus posiciones favoritas.  

Estos defensores no realizan primeras ayudas, sí segundas ayudas. 

Cambiar de responsabilidad en los bloqueos en que participen entre sí los dos defensores en individual.


Normas para los defensores en zona

Es la responsabilidad defensiva más comprometida. De su coordinación depende en buena medida el éxito de esta defensa. 

No permitir pases al Poste Bajo. 

Flotación al jugador con balón situado en posiciones exteriores. La flotación al atacante con balón permite dificultar el pase a los jugadores ubicados en el poste bajo o alto. Esta norma no preconiza la defensa pasiva; el defensor deberá desplazar activamente los pies alternando la aproximación al balón y la flotación para cumplir los objetivos: 

---- Congestionar el área. 

---- Evitar la penetración en dribling. 

---- Evitar el tiro cómodo. 

. No permitir pases al interior de la zona.  

. Cambiar a posiciones en triángulo inverso contra dos postes altos. 

. Responder a cualquier movimiento interior -corte horizontal bajo aro o corte hacia el codo de la zona- dependiendo de la posición del balón y del reemplazo defensivo. 

. No permitir tiros cómodos. Mucha actividad  

. No permitir penetraciones con bote. 

. Ayudar y cubrir cualquier desajuste dentro de la zona.  

. No permitir que un atacante defendido en individual juegue 1x1. Desde su posición interior el defensor deberá saltar en defensa 2x1 hasta que pase el balón. 

. El jugador del lado débil (lado de ayuda) es el principal defensor. Debe leer la situación del juego, comunicarse con su compañero en el vértice de la zona y decidir si acude a defender la posición del poste bajo del lado del balón o permanecer en el centro de la zona. 

. El jugador situado en el vértice de la zona deberá defender abierto o en el lado alejado (lado débil), evitando defender a un atacante en el poste bajo. En este aspecto la comunicación es esencial. 

. En el rebote defensivo bloquean individualmente al par próximo. 

. La comunicación de los tres jugadores es más necesaria que en ninguna otra defensa.  

En resumen:

Congestión del espacio zonal. 

Ajustes individuales “match up” a los atacantes libres de marca. 

Ayuda sobre los jugadores determinantes cuando porten el balón.

© Copyright 2020 Entrecanastaycanasta.com